POLONIA - ESPAÑA

Scariolo: ´Aunque sea con efe minúscula, es una final´

El seleccionador español destaca la importancia que tiene el duelo ante Polonia.

15.09.2009 | 17:50
Scariolo: ´Aunque sea con efe minúscula, es una final´
Scariolo: ´Aunque sea con efe minúscula, es una final´

Sergio Scariolo, entrenador de la selección española, reconoció en el día previo a la gran cita contra Polonia, que definirá el pase o no a los cuartos de final, que "aunque sea con efe minúscula, es una final".

"Seguro que Polonia tiene cualidades para poner en dificultades a cualquier equipo, y más jugando en su cancha y con el público a favor; pero lo mejor es que nosotros ayer recuperamos sensaciones.

Lo importante es ganar, la clasificación con la que llegas a los cuartos de final no es tan determinante", explicó Sergio Scariolo.

"A nadie nos gusta tener una final anticipada en la segunda fase del campeonato, pero es lo que tenemos y todos, jugadores y técnicos, hemos estado en situaciones parecidas en todos los clubes en los que estuvimos. Aunque sea con efe minúscula es una final y hay que jugarla", añadió.

Al menos, España llega tras ganar a Lituania con la moral alta y, sobre todo, después de haber mejorado el juego y las sensaciones sobre la pista.

"Contra Lituania defendimos bien, corrimos al contragolpe y también jugamos bien el ataque estático, gracias a una mejoría en el pase que se demuestra con las 25 asistencias que dimos durante el partido. Todo esto nos ayudó a tener más chispa", dijo.

"Los jugadores pudieron respirar y disfrutar en la cancha.

Estuvieron más cómodos gracias a las canastas fáciles, a que pudimos correr y abrir brecha en el marcador", siguió el técnico.

La mejoría comenzó tras perder el primer partido del campeonato, contra Serbia.

"Sí, y contra Eslovenia jugamos muchos buenos minutos, pero contra Lituania sólo soltamos el pie del acelerador cuando el partido estaba encarrilado", aseguró.

La mejoría física de los jugadores, y la recuperación de diversos golpes y pequeñas lesiones, es otra de las causas de que España se vuelva a reconocer sobre la pista.

"Ahora podemos exigir un desgaste alto, en lo físico, a más jugadores. Ayer el banquillo fue decisivo, cuando salieron jugadores que no estuvieron en el cinco inicial jugaron serio y enseñaron el camino a los titulares, que volvieron a la cancha con las ideas más claras", observó.

La presión de que todo el mundo hablara más de la medalla de oro que del campeonato, quizás pasó factura al equipo.

"El equipo no ha vivido fuera de la cancha con ansiedad, pero se ha hablado demasiado antes de que empezáramos a jugar. Nos cargamos de presión y tras el partido contra Lituania creo que nos hemos quitado alguna piedra de la mochila", indicó Scariolo.

Polonia jugó en Zaragoza durante la preparación y aunque la selección ganó lo hizo no sin dificultades.

"Tenemos que salir fuertes. Polonia nos cosió al principio y nos hicieron daño al contragolpe. Tenemos que salir dispuestos a correr en dos direcciones, hacia delante y hacia atrás", manifestó.

"Debemos intentar que la ansiedad de ganar no nos impida hacer las cosas sin tener en mente lo que el partido te propone, y sin descentrarnos", siguió.

Scariolo continuó hablando de las claves del partido contra Polonia. "Todavía no se ha inventado el equipo al que se pueda ganar sólo corriendo al contraataque. Hemos de tener la disciplina de llevar la pelota al sitio adecuado y dar esos pases extra que marcaron la diferencia ante Lituania", añadió.

Polonia tiene un corto banquillo y fuera del quinteto inicial la calidad comienza a escasear.

"Por eso tenemos que salir pensando en desgastarles y recoger el fruto cuando ese cansancio pueda surgir. Tenemos que atacar, ser agresivos y que les cueste meter canastas. En ataque hay que sacar faltas. Es decir hay que tener paciencia e inteligencia en ese desgaste", dijo.

Respecto a la cuestión arbitral y a la permisividad en las faltas, Scariolo no quiso entrar a fondo en la cuestión.

"Eso es política del baloncesto y no debo entrar. Todos hemos ganado y perdido muchos partidos en terrenos hostiles. No debemos pensar en los árbitros y sí en ser capaces de jugar igual de duro que el rival, eso es lo que te permite ganar", concluyó Sergio Scariolo.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte