Liga Endesa

El Madrid se reencuentra con la victoria con una gran defensa

Los de Pablo Laso se imponen al Rio Natura Monbus (91-73) en un partido en el que Llul sumó 20 puntos

22.12.2014 | 13:56
Rudy Fernandez intenta encestar ante Alberto Corbacho.
Rudy Fernandez intenta encestar ante Alberto Corbacho.

La defensa fue la gran protagonista del partido en el que el Real Madrid se reencontró con la victoria, tras ganar al Rio Natura Monbus por 91-73, después de dos traspiés consecutivos.

La defensa, la actitud defensiva para ser más correctos, fue la nota diferenciadora del Real Madrid en este partido. En ese difícil arte de nadar y guardar la ropa, el equipo de Pablo Laso había luchado contra su propia esencia, con dispares resultados que habían confluido en dos derrotas ligueras consecutivas, ante Estudiantes y Bilbao.

Laso y sus jugadores se dieron cuenta de que no podían seguir por ese sendero y ante el Anadolu Efes, en Euroliga, comenzaron a cambiar. Ante el Obradoiro lo confirmaron.

Tampoco es que la defensa fuera excelsa, por mucho que el equipo gallego llegara al final del primer cuarto, 24-7, con sólo dos canastas en juego en su haber, sino que hubo una gran entrega en el trabajo, algo que los aficionados supieron reconocer y agradecer con sus aplausos.

Jonas Maciulis y Andrés 'Chapu' Nocioni, junto con Sergio Llull sentaron las bases de ese trabajo con ganas, intensidad y esfuerzo.

En el segundo cuarto, el Rio Natura Monbus demostró que su presencia en la zona noble de la clasificación no es fruto de ningún sorteo de feria, sabiendo rehacerse de su mal comienzo y plantando cara a un Real Madrid que mantuvo el tipo en defensa con Ayón y Felipe Reyes, pero que bajó en intensidad en el perímetro.

Con algún altibajo que otro, tras el 0-8 inicial a favor de los compostelanos, el marcador al descanso mantuvo la diferencia de 17 puntos a favor del Real Madrid, 45-28, tras un empate técnico a 21 en el segundo periodo.

El Obradoiro decidió luchar cuerpo a cuerpo y no volverle la cara al partido, por mucho que la diferencia se empecinase en declarar a los cuatro vientos que la victoria estaba ya decantada. Los gallegos recortaron algo con un 52-40 (min.25), pero un triple de Llull por aquí, otro esfuerzo más del 'Chapu' por allá fue suficiente para cerrar el tercer periodo con un 67-48, tras un 22-20 de parcial.

Aunque la tecla era conocida, había que pulsarla y, ahora, por Navidad, el Madrid vuelve a defender. Habrá que mejorar, mucho; trabajar, más, y tener paciencia para crecer, pero el camino parece claro.

Obradoiro volvió a tensar la situación, 72-63 (min. 33,45), pero la versión más currante del Real Madrid, en lo que llevamos de temporada, no dio opción. La que hubiera sido la tercera derrota consecutiva madridista no fue nunca una hipótesis aceptable y la defensa fue la vía utilizada para volver a la victoria, materializada en el 91-73 final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine