ÚLTIMA HORA
NBA

Arranca la NBA con seis españoles

Cuatro de ellos parten con serias opciones al anillo de campéon en la liga estadounidense

26.10.2015 | 19:44
Pau Gasol, durante un encuentro de la pasada campaña.

Una temporada más los seis jugadores españoles que habrá en la NBA cuando este martes empiece la campaña 2015-2016, volverán a ser decisivos con sus respectivos equipos, incluidos cuatro que pueden aspirar a luchar por el título de campeones de Conferencia. Los hermanos Pau y Marc Gasol, Nikola Morotic y Serge Ibaka están listos para buscar el ansiado anillo de campeones de la NBA, mientras que a José Manuel Calderón y Ricky Rubio les tocará de nuevo vivir otra temporada más el proceso de reconstrucción de sus respectivos equipos.

Cinco de ellos tienen asegurado y en común es que serán titulares, y sólo Mirotic, en su segundo año con los Chicago Bulls, el mismo equipo de Pau Gasol, tendrá que conocer cuáles son los planes del nuevo entrenador, Fred Hoiberg. El decano de la lista será una vez más el mayor de los hermanos Gasol, Pau Gasol, quien a sus 35 años jugará la decimoquinta temporada en la NBA, segunda con los Bulls, y su meta no es otra que alcanzar el tercer anillo de campeón después de haber logrado dos con Los Ángeles Lakers en 2009 y 2010.

El año pasado, la primera con los Bulls y bajo la dirección del entrenador Tom Thibodeau, que era más defensivo que Hoiberg, el equipo de Chicago se quedó a las puertas del título de la Conferencia Este tras ser eliminados por los Cleveland Cavaliers. La gran aportación de Gasol hizo posible que los Bulls llegasen tan lejos sobre todo después de los problemas de lesiones que volvió a tener el base estrella Derrick Rose, del que su condición física será un año más la clave en la lucha por un título.

Pau Gasol llega más en forma que nunca después de la exhibición que dio como Jugador Más Valioso (MVP) en el pasado Eurobasket, en el que España se hizo con el título, pero habrá que ver cómo encaja en el nuevo sistema ofensivo de Hoiberg, quien ya ha manifestado la gran importancia que tendrá el internacional español por lo completo que es tanto de número 4 como de 5, además de la gran experiencia que posee. Junto a Gasol los Bulls también tendrán al español de origen montenegrino Mirotic, que fue la gran revelación como novato, aunque se quedó a las puertas del premio, ya que se lo arrebató el alero canadiense Andrew Wiggins, de los Minnesota Timberwolves.

Pero Mirotic, de 24 años, compañero de Gasol también en la selección española, actual campeona de Europa, ha demostrado que tiene un gran futuro dentro de la NBA y mucho campo para crecer como jugador, algo que Hoiberg quiere aprovechar al máximo, y tal vez podría incluirlo como titular ya que puede jugar perfectamente de 3 y 4 sin problema. Su gran capacidad encestadora desde fuera del perímetro será de gran utilidad para el equipo, especialmente cuando se enfrenten a rivales que hagan una gran defensa al hombre y no permitan el juego interior.

Si Pau Gasol es todo un líder y garantía con los Bulls, su hermano Marc, de 30 años, que comienza la octava temporada con los Memphis Grizzlies, llega a la competición más descansado que nunca, ya que no jugó el Eurobasket con España, y mentalizado que es el pívot referencia dentro de la NBA y con la responsabilidad del líder indiscutible dentro del equipo. Su aportación en el juego interior será de nuevo decisiva a la hora que los Grizzlies se mantengan como uno de los mejores equipos defensivos de la liga, pero la gran incógnita volverá a ser si con la continuidad de Jeff Green y la llegada del escolta-alero Matt Barnes pueden ayudar a mejorar la producción ofensiva.

Marc Gasol ha demostrado que puede rendir al máximo en todas las facetas del juego y que su personalidad de líder dentro del campo lo han convertido en el pilar sobre el que la franquicia quiere dar el siguiente paso y que no es otro que alcanzar la final en la Conferencia Oeste. En el plano individual, Marc Gasol tiene como gran reto igualar o mejorar todo lo conseguido la pasada temporada cuando llegó al Partido de las Estrellas como titular con el Oeste y junto a su hermano Pau, que lo consiguió con el equipo del Este, hacer ambos historia dentro del baloncesto de la NBA.

Otro hombre alto clave en su equipo de los Oklahoma City Thunder será el ala-pívot de origen congoleño Serge Ibaka, que dejó su puesto en la selección de España a Mirotic, llega a su séptima temporada en la NBA más en forma que nunca, recuperado de los problemas físicos que tuvo al final de la pasada temporada, y consagrado como titular. Pero también con cambios importantes dentro de la dirección del equipo al tener un nuevo entrenador como es el novato Billy Donovan, que ocupó el puesto del despedido Scott Brooks, el profesional con el que trabajó desde el 2008, el año que llegó a la NBA.

Al igual que con Hoiberg en los Bulls, los Thunder, bajo la dirección de Donovan, harán un baloncesto más ofensivo en busca de aprovechar al máximo las cualidades del base Russell Westbrook y el alero Kevin Durant, las dos grandes estrellas del equipo, pero la aportación defensiva de Serge Ibaka volverá a ser clave en los triunfos del equipo que llega entre los favoritos a la lucha por el título en el Oeste.

El base extremeño José Manuel Calderón, de 34 años, que jugará la undécima temporada como profesional de la NBA, espera no vivir el calvario que le tocó la pasada, su primera con los New York Knicks, en la que nada les resultó bien en el inicio del proceso de reconstrucción que emprendió el nuevo presidente de operaciones Phil Jackson. Todo parece indicar que este año Calderón tiene la titularidad asegurada, su condición física será mejor al descansar todo el verano, no estuvo tampoco con España en el Eurobasket, pero lo que puedan ofrecer los Knicks con el alero Carmelo Anthony como su jugador líder y estrella bajo la dirección del entrenador Derek Fisher, más que cuestionado, además ahora con problemas personales de por medio, es toda una incógnita. Lo que sí está claro es que los Knicks no tienen posibilidad alguna de formar parte del grupo de equipos favoritos al título de la Conferencia Este, aunque Calderón haga su mejor aportación.

Lo mismo sucede con Ricky Rubio, de 26 años, que jugará su quinta temporada en la NBA y todavía no ha podido demostrar con los Timberwolves el talento y la clase que posee por culpa de las graves lesiones que ha sufrido. Todo parece indicar que está temporada será la decisiva en el futuro de Rubio, que tras superar los rumores de un posible traspaso, ahora estará centrado solo en su juego y responsabilidad de ser el líder que dirija a los jóvenes valores que hay dentro de la plantilla. Rubio es consciente de que en esta temporada, si las lesiones le respetan, debe demostrar de una vez por todas lo bueno que es y lo que ha crecido como jugador dentro de la NBA. Sin embargo, el fallecimiento del entrenador y presidente de operaciones del equipo Flip Saunders, que perdió la batalla del cáncer, obliga al equipo a decidir si van a continuar con el proceso de reconstrucción que él había diseñado o lo cambian. De momento, ya han estado trabajando bajo la dirección del entrenador interino Sam Mitchell, que ocupó el puesto de Saunders, y Rubio es el base titular indiscutible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine