NBA

Charlotte no acogerá el All Star por las leyes estatales sobre los gays

La NBA elegirá entre Nueva Orleans, Chicago y Nueva York por su rechazo a las normas de Carolina del Norte

23.07.2016 | 11:49
Una imagen del All Star de este año.
Una imagen del All Star de este año.

La polémica ya está creada de nuevo dentro de la NBA con la decisión de quitarle la sede a Charlotte para la celebración del Partido de las Estrellas (All Star) del 2017 por tener el estado de Carolina del Norte una ley que restringe derechos a lesbianas, gays y transexuales.

La liga había expresado ya con antelación su rechazo a la ley conocida como HB2 desde que fue promulgada de forma democrática en marzo, y la decisión anunciada el jueves se produjo casi un mes después que la legislatura del estado sureño debatió otra vez la normativa y decidió dejarla casi intacta.

La NBA admite que no tiene capacidad para decir sobre las leyes que rigen en cada estado, pero no destaca que han sido elegidas democráticamente, si se limita a decir que sus "valores" no le permiten celebrar el Partido de las Estrellas en Charlotte bajo las condiciones creadas por la HB2.

La ley de Carolina del Norte, aprobada en marzo, exige que todos los ciudadanos utilicen baños públicos del género al nacer. Eso implica que una persona que nació como hombre y que ha hecho una transición a mujer no puede usar los baños de mujeres.

Durante una sesión de debates que culminó el 1 de julio, la Asamblea General restituyó la facultad de los empleados de recurrir a la legislación del estado para radicar demandas por discriminación en el sitio de trabajo por raza, religión y otros factores.

Pero no amparó de la misma forma la identidad de género y la orientación sexual.

Una ley que se aplica sólo en el ámbito de los recintos públicos que controla el estado, como edificios del gobierno, escuelas y universidades.

La ley no afecta a las universidades privadas como la de Duke, ni a las empresas que son las que participan principalmente en cada celebración del tradicional Fin de Semana de las Etrellas, convertido en auténticas fiestas exclusivas para jugadores, patrocinadores y hombres de negocios relacionados con el deporte del baloncesto de la NBA y su mercadotecnia a través de todo el mundo.

Aunque la celebración del Fin de Semana de las Estrellas no tenga ningún tipo de valor deportivo, si genera un gran negocio para el mundo de la hostelería, servicios y todo lo relacionado con el espectáculo, la diversión y venta de productos de la NBA.

Se hablaba que la celebración en Charlotte dejaría unos ingresos económicos de 100 millones de dólares, los mayores que hubiese recibido la ciudad en toda su historia por haber organizado un evento de estas características.

El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, acusó abiertamente a la industria del deporte y el entretenimiento y a los medios de prensa en respuesta al anuncio de la NBA, que hizo el comisionado Adam Silver.

"La elite del deporte y el entrenamiento, el fiscal general Roy Cooper y los medios de izquierda llevan meses tergiversando nuestras leyes y denigrando a la población de Carolina del Norte simplemente porque una mayoría cree que los niños y niñas deben usar baños, vestuarios y duchas sin la presencia de alguien del sexo opuesto", dijo McCrory en una declaración escrita difundida por su despacho. "Quieren imponer su voluntad y pensamiento sobre un proceso democrático".

Pero la decisión de la NBA ya está tomada, con diversidad de opiniones por parte de los jugadores, que lo sienten principalmente por los aficionados de Charlotte y el legendario Michael Jordan, dueño de los Hornets, el equipo local, y ahora lo que se tiene que decidir es la nueva sede.

Aunque el comisionado Silver no quiso adelantar nada, ya se conoce de fuentes cercanas a la liga que las tres ciudades con mayores opciones a ser la sede del Partido de las Estrellas del 2017 serán las de Nueva Orleans, Chicago y Nueva York.

Al margen de las excelentes infraestructuras de logística, hotelera y de turismo que poseen las tres ciudades en cada uno de sus estados correspondientes, el de Luisiana, Ohio y Nueva York, están establecidas las leyes que recogen los derechos de lesbianas, gays y transexuales.

De acuerdo a la NBA la decisión final se conocerá dentro de algunas semanas porque apremia el darle tiempo a los nuevos organizadores a establecer todo lo necesario para montar la logística que les permita asegurar la celebración del Fin de Semana de las Estrellas 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine