ÚLTIMA HORA
NBA

James Harden: "McHale es un payaso y nunca me enseñó nada para ser un líder"

La estrella de Houston Rockets responde duramente a su exentrenador

08.10.2017 | 18:04
James Harden responde a Kevin McHale.

La guerra dialéctica y de cuentas pendientes entre el escolta estrella de los Rockets de Houston, James Harden, y el exentrenador del equipo tejano, Kevin McHale, alcanzó el nivel del insulto personal por parte del jugador franquicia. Tras conocer que McHale, como nuevo analista de televisión en la cadena NBA TV, dijo que él no era "un líder" dentro de los Rockets, porque no tenía capacidad para ostentar esa responsabilidad, Harden le respondió con dureza al definirle como un "payaso".

Además, el jugador señaló que la forma en la que extécnico se refirió sobre él reflejaba el tipo de persona que era. "Honestamente, lo mejor que lo define es lo de payaso", declaró James al concluir el entrenamiento del sábado con los Rockets en el Toyota Center. "Hice cualquier cosa y todo lo que me pidió que realizase en el campo. Estoy tratando de liderar este equipo todos los días desde que puse un pie aquí en Houston", añadió.

Todo lo contrario de la imagen que expresó McHale, que alabó la clase y el talento de Harden como jugador completo, pero al que le faltaba la capacidad de convertirse en un líder al que el resto de los jugadores pudiesen seguir y respetar en el campo. "Sería bueno recordar que McHale nunca me enseñó como técnico nada válido que me permitiese ser un líder", señaló Harden. "Pero he hecho un gran trabajo".

Harden emplazó a los periodistas para que preguntasen directamente a toda la franquicia de los Rockets y les diesen su valoración."La organización, mis entrenadores, pueden preguntarle a cualquiera de esos tipos cómo he trabajado muy duro cada día para mejorar, obviamente como un jugador de baloncesto, pero para ser un líder también", subrayó Harden, que dijo no le gustó la manera como McHale utilizó su nombre.

"Hablar por hablar y minimizar mi nombre de esa manera, sólo muestra su carácter. No suelo ir y venir en las redes sociales con nadie o con entrevistas, pero voy a defenderme por mí mismo, y ahí está, él muestra el tipo de persona que es", advirtió Harden.

Los comentarios de McHale, que cuestionaba la capacidad de Harden para que fuese un líder después de haberlo dirigido durante algo más de tres temporadas con los Rockets, fueron hechos durante un debate en el canal de la televisión de la NBA sobre el potencial de los equipos de cara a la nueva temporada que comienza este mes. McHale también alabó el gran fichaje que habían hecho los Rockets al conseguir al base Chris Paul, de quien dijo que era una gran adquisición que podría ayudar muchísimo y él si cuenta con las cualidades de ser un gran líder.

El exentrenador de los Rockets fue despedido en noviembre de 2015, a pesar de estar sólo en 11 partidos disputados en la temporada del 2015-16 tras haber firmado un contrato de cuatro años y 12 millones de dólares. Los Rockets, que la temporada anterior habían llegado a las finales de la Conferencia Oeste, que perdieron con los Warriors de Golden State, estaban convencido que McHale era el entrenador para seguir con la reconstrucción del equipo. Sin embargo, McHale perdió el apoyo del vestuario, encabezado por Harden, y eso fue lo que al final hizo que los directivos decidiesen su despido.

Harden, que siempre ha negado que él estuviese detrás del despido de McHale, cree que la amargura sobre su salida de la organización jugó un papel significativo en las críticas que ahora le dirige el exentrenador de los Rockets. "Claro, yo no tuve nada que ver con eso", argumentó Harden. "Sólo estoy aquí para hacer mi trabajo, competir al más alto nivel que pueda".

Harden dijo que no entendía como cuando McHale estaba con los Rockets le decía, cara a cara, todo lo bueno y gran jugador que era y ahora ya no servía."Eso demuestra su carácter, quién es realmente. No soy ese tipo de persona, no trabajo de esa manera, dado que voy siempre de frente con una sola verdad y mucho menos salgo a través de la televisión para decir lo contrario", destacó Harden.

La estrella de los Rockets si estuvo de acuerdo con el análisis del exentrenador del equipo de Houston en cuanto la validez e importancia de la adquisición de Paul y su condición de líder sin prejuicios, que le va a ayudar a ser mejor jugador. Aúnque reivindicó también que ese tipo de interacción irá en ambos sentidos dado que espera que Paul se beneficie de la aportación que él hace en el campo. "Como es lógico necesito apoyarme en todo lo que me hace ser mejor", valoró Harden. "Pero Paul también piensa de la misma manera a la hora de progresar como jugador".

Harden, un All-Star en cada una de sus cinco temporadas con los Rockets, estuvo especialmente molesto por las críticas de McHale debido al trabajo que ha hecho para convertirse en un mejor líder. El escolta de los Rockets lee regularmente libros sobre el liderazgo con Jason Biles, director de la rehabilitación de rendimiento de los Rockets y entrenador atlético asociado.

Harden, que reclutó a Paul para unirse a los Rockets, organiza regularmente salidas sociales en equipo y actividades de temporada baja, como el minicampo voluntario que este verano los jugadores de Houston realizaron en las Bahamas. Por su parte, el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni, no quiso entrar en la polémica y se limitó a decir la experiencia que él ha vivido desde que llegó a los Rockets.

"Todo lo que puedo hacer es hablar de mi experiencia, y ha sido increíblemente grande", señaló D'Antoni. "Obviamente, conseguí el Entrenador del Año el año pasado por él y los otros 11 chicos del equipo". D'Antoni recordó que todo lo que le pidió --a veces "demasiado"-- a Harden que hiciese en el campo lo cumplió con matrícula y entre ambos siempre hubo una buena química, la que parece al final le faltó con McHale.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine