14/11/13

Salvo, ¿puedo apuntarme a la familia?

El presidente apaga de un plumazo los incendios que provocaron Djukic el pasado domingo y el amigo Bonmatí el lunes por la tarde. Se agradece

15.11.2013 | 02:30

Desde que empatamos ante el Valladolid en Mestalla es la primera vez que lamento que no haya fútbol este fin de semana y el culpable es Amadeo Salvo y sus palabras pidiendo unión entre los jugadores y el entrenador. Es alentador escuchar palabras agradables después de las sandeces que hemos tenido que soportar en los últimos días. Su hay alguna manera de que el Valencia recupere el camino de la victoria con Djukic de entrenador es esta, si nos empeñamos en seguir buscando culpables, en decir que faltan huevos y en recordar penaltis fallados por futbolistas, nos vamos al hoyo. Así de duro y así de claro es el asunto. Quien no quiera verlo ahora, tal vez se de cuenta más tarde. Al tiempo. Por ello me apetece felicitar al presidente del Valencia más por el momento en que lo dice que por lo que dice en sí mismo, la afición necesita un referente que transmite coherencia en torno al equipo. Nada de incendios. Lo voy a decir de otra manera, si sale el presidente del Valencia y pide un mensaje de unión, ¿quién soy yo para exigir lo contrario? En un momento delicado para el club como el que vivimos, no queda otra que apechugar aunque siempre nos lo pidan a los mismos. Es una pena, porque estoy convencido que si el partido en Elche fuera hoy, ganamos seguro. De aquí al domingo de la semana que viene pueden pasar tantas cosas...Bueno, hay una que no pasará, no perderemos, que es más que suficiente.

Una de amores
Salvo los vuelve locos...
Dice me amigo Ximo el Talibán que a Salvo solo le falta acertar en lo deportivo, que en lo demás le tiene ganado en todo. A ver si ahora con Rufete la cosa mejora y Ximo se cambia de acera... ¡Está enamorado el hombre!

Y otra de ortí y Benítez
¿Quién manda en el vestuario?
Por cierto, ayer contó Jaume Ortí en el SUPERMURCIÉLAGO de Levante TV que cuando él era presidente del Valencia, y un tal Rafa Benítez el entrenador, le dijo que los problemas del vestuario los arreglaba él, le pidió que no interviniera para que no le quitara la autoridad ante los futbolistas... Se me ocurren tantas y tan crueles reflexiones que mejor lo dejamos estar, que Salvo me ha alegrado el día, como el Robe al ver al sol secándose en tu ventana tus bragas...


twitter.com/Carlos_bosch

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte