06/05/2015

Olvidemos de una vez el cuarto puesto

Le daré la razón a Vicente Bau, entiendo que los futbolistas y el entrenador digan eso de ir partido a partido, pero los aficionados, tienen que pensar en otras cosas

07.03.2015 | 02:30

Sin que sirva de precedente, le daré la razón a Vicente Bau, entiendo que los futbolistas y el entrenador digan eso de ir partido a partido, pero los aficionados, tienen que pensar en otras cosas. No es cuestión de venirse tan arriba como hago yo, pero sí de tener una ambición bien entendida. Eso de aspirar a ser cuarto en la Liga cuando le llevas siete puntos de ventaja al quinto más el golaverage, estás a un punto del tercero, a seis del segundo y a ocho del primero, es digno de Unay Emery disfrazado de ´arrejuntaletras´. El Valencia tiene que mirar hacia adelante, pensar solo en tratar de ganar el partido que tenga delante de los morros, pero al mismo tiempo no ha de renunciar a nada. No creo que sean cosas incompatibles. ¿Por qué el Atlético de Madrid es candidato a la Liga y el Valencia no si solo les separa un punto en la clasificación? PD: Me llama la atención cuánta gente sabe lo que pasa en el consejo de administración del Valencia que se ha celebrado en Singapur... En otras palabras, algunos no se enteran de lo que pasa en la Ciudad Deportiva pero sí saben lo que pasa en Singapur. Es curioso...

El insensato del año
El otro día en un programa de la meseta un periodista de Barcelona, un tal Quim Domenech, se cubrió de gloria el pobrecito. Mira que yo escribo y digo barbaridades, pero jamás había pensado que se podía ser tan insensato. El asunto es que debatían sobre en qué estadio debería jugarse la final de Copa del Rey. El tal Domenech es barcelonista, o eso parece, -qué le vamos a hacer, la gente es libre de elegir al sol y al viento- y abogaba porque la final se jugara en la Cueva de Alí Babá. Hasta ahí todo dentro de lo normal de lo que es el mundillo este del fútbol y los periodistas deportivos. Pero claro, para uno de Barcelona, siempre hay otro del Real Madrid que obviamente no le venía bien que se juegue la final en la Cueva, supongo para evitarse el bochorno de que la gane el FC Valors. Chico, es lógico. Lo bueno llega cuando el periodista de Madrid propone Mestalla para que se juegue la final y el tal Domenech dice la tontería más grande e insensata que jamás le he escuchado a nadie: «Mestalla se cae, es un campo vetusto y por eso están construyendo uno nuevo...». Desde el punto de vista informativo no creo que haga falta recordarle al colega que eso de que se está construyendo uno nuevo es bastante cómico porque las obras llevan seis años paradas, pero ya me he acostumbrado a que hablen del Valencia sin saber tener ni idea... pasa incluso en Valencia. Lo que realmente me indignó fue que un tipo diga que el estadio del Valencia se está cayendo y se quede tan tranquilo sin pensar que por esa regla de tres, todos los valencianistas que acuden a Mestalla poco menos que se juegan la vida y por lo tanto Salvo y Lay Hoon son unos insensatos que ponen en riesgo la vida de los aficionados. Lo peor fue que nadie le dijo nada. Al final, como dice Jorge Iranzo, «ya quisieran ellos tener un estadio como el nuestro». Por cierto, si la final es en Mestalla, Quim, no seas insensato, no merece la pena jugarse la vida por un partido de fútbol, quédate en casa? Para terminar, tres ideas que tengo en el disco duro; 1.- Ya han empezado las obras de reforma en el Bernabéu... justo desde que se clasificó el Barça para la final. 2.- Ahora resulta que el Real Mesetilla a lo mejor tiene que jugar la fase de ascenso a Segunda División el día de la final. Y 3.- En este país es un insulto silbar al Rey o al himno pero no es un insulto no dejar que se juegue en tu estadio la final de la Copa...del Rey. ¿Seguro que en Marte no hay un estadio de fútbol?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine