26/11/2015

La clave está en qué piensa Peter Lim de Nuno

La coartada del entrenador es seguir convenciendo al dueño de que el futuro será mejor, no habla de pasado o presente

27.11.2015 | 13:30

De tanto escuchar sus ruedas de prensa creo que he aprendido a interpretarle. Hablo del entrenador del Valencia, y hoy voy ha hacer un par de reflexiones personales que creo pueden ayudar a entender qué está pasando. Repito, es interpretación personal, no información. Lo primero que quiero señalar es que cometemos un error si pensamos que Nuno es poco inteligente, es decir, aunque lo que dice en rueda de prensa parezca una bobada, él es un tipo listo y todo lo que dice lo dice por algo. Lo tuve muy claro cuando después de perder en San Petersburgo hace referencia a que la plantilla es joven. ¿A qué santo que la plantilla es joven cuando es él quién pone a Rafa Mir y cuando es él quien la ha hecho? Muy fácil, Nuno no está respondiendo a las preguntas del periodista ni pensando en la afición, Nuno, cuando habla, está pensando en Peter Lim, y en qué pueden provocar sus palabras en el propietario teniendo en cuenta el resultado. ¡Esa es su coartada! Por ello jamás habla de pasado ni de presente, por ello su discurso siempre es trabajo y tenemos una final el día tal que vamos a ganar con el apoyo de todos y no sé qué y no sé cuantos. El entrenador del Valencia no es tonto, ha sido futbolista profesional y sabe perfectamente que en otro club ya estaría en la calle, pero también sabe que la manera de mantenerse es decirle a Peter Lim que él pone a los jugadores jóvenes por los que el proyecto ha apostado, y que estos jugadores van adquiriendo experiencia partido a partido, casi derrota a derrota, pero que así es como llegará un día en que valgan más dinero del que Lim ha pagado, y así, hablando solo de futuro es como dice que en dos o tres años el Valencia estará entre los mejores de Europa? Nuno no le dice a Lim cómo trabaja diariamente con el equipo. Nadie le insinúa a Lim cómo sería el Valencia ahora si en verano no hubiera pasado lo que pasó. Quizás por ello cuentan que cuando se enteró del gol del Gante le cambió la cara,

porque por primera vez, el discurso de la final que está por venir, el discruso del futuro que él siempre describe en positivo, ha dejado de existir. Nuno ya no tiene un futuro al que agarrarse... El problema que tiene el Valencia ahora es que su entrenador invierte sus energías de presente en convencer al propietario de que el futuro ´molará´, y no en buscar soluciones, o lo más necesario, en cómo ganar el siguiente partido. Nuno piensa en Nuno.

Más opiniones de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine