16/12/2015

La cara dura y la gran mentira del fútbol español

Neville ya sabe que esto no es el United, aquí hay que pelear hasta cuando te pitan un penalti y expulsión que no es

18.12.2015 | 01:26

Ya estamos otra vez. El Comité de Disciplina de la Federación Española de Fútbol no anula la sanción a Lucas Orban lo que significa que no podrá jugar ante el Getafe. Esto en mi pueblo se llama tomar el pelo a la gente, y en Valencia estamos bastante hartos. Espero que el entrenador valencianista se haya dado cuenta de cómo son las cosas en la Liga española. Gary, esto no es el Manchester, allí eres una estrella de la televisión, pero en España las grandes televisiones nacionales se ríen de nosotros. Aquí, los mismos que te critican por ser novato y amigo del dueño, llevan meses echando leña a la hoguera para que caiga Rafa Benítez y que Florentino Pérez pueda poner de entrenador a Zidane, que ya se sabe, es novato y amigo del presidente que ejerce de dueño... ¡sin ponerlos! ¿Dónde está la diferencia? Pues que tú entrenas al Valencia y Zidane entrenará al Real Madrid. Aprenderás que en la Liga española si estás en el Valencia hasta cuando un árbitro te pega un atraco y expulsa a un jugador tuyo sin hacer nada y encima te pitan penalti en contra, de postre te tienes que comer que el futbolista no juega el siguiente partido porque los del comité de turno son así de ineptos. Y por favor, que no me venga nadie con la sandez de que el Valencia no puede quejarse del arbitraje de Eibar porque jugó muy mal. Vamos a ver. Salgo con una guitarra eléctrica en un periódico deportivo y pongo canciones de Extremoduro, Benito Kamelas y Malsujeto en Tiutter, pero no soy imbécil. Llevo toda la vida viendo partidos de fútbol y hay una cosa muy clara, el árbitro no decide el ganador del partido según los méritos de cada equipo. Si puedo ganar sin hacer méritos deportivos, ¿quién es el árbitro para impedirlo? ¿Será la primera vez que un equipo gana o empata un partido sin hacer méritos? El árbitro y los comités imparten justicia, su trabajo no es equilibrar con sus decisiones los méritos de cada equipo, su trabajo es que nadie se salte las normas del juego y de la competición. La expulsión y el penalti de Orban fueron una gran injusticia cometida por el árbitro que ahora el comité no solo no repara si no que además la acentúa. En este país, el Real Meseta alinea un futbolista sancionado y se hace campaña para que se le indulte y hasta se pide que se cambie la ley porque dicen que la eliminación de la competición es excesivo, pero cuando eliminaron a Osasuna por lo mismo, no decían nada. ¡Tramposos!

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine