24/03/2016

No nos olvidemos de los árbitros

No es una excusa, pero esta temporada es muy fácil pitarle al Valencia, hemos perdido poder en los estamentos...

31.03.2016 | 10:53

La nefasta y lamentable temporada que está haciendo el Valencia tiene tan poca justificación que es imposible encontrar un valiente que lo intente. Y no seré yo, y mira que me guste metereme en según qué charcos, por eso espero que no suene a excusa lo que voy a escribir sobre los árbitros, aunque no deja de ser verdad. ¡Nos están machacando! Ante el Athletic los penaltis que reclamaba Neville, ante el Celta de Vigo el gol anulado a Paco Alácer y un diferente rasero a la hora de señalar faltas y sobre todo, de mostrar amarillas, que uno se asusta. Al respecto, no hay más que recordar como ejemplo el partido en El Madrigal, el Villarreal parecía el Real Meseta y el Valencia el Eibar visitando la Cueva de Alí Babá. Por otra parte, una prueba más del peso que ha perdido el club en los estamentos futbolísticos, pero de eso hablaremos otro día.

Vuelve a ser noticia
Que las cosas son normales

Hace unos días elevamos a categoría de noticia que el Valencia tenga unos tipos que se llaman técnicos ojeadores, que se dedican a ver jugar en directo a futbolistas y que después hacen informes en el que ponen si es un jugador interesante para que lo fiche el Valencia o no. Lo que tenemos hoy es que, como mínimo, Gary Neville no va entrenar al Valencia la temporada que viene, y sé que viendo sus números es surrealista que lo elevemos a cateogría de noticia, pero es lo que hay cuando el dueño decide las cosas por cuestiones personales y no profesionales. Dicho esto, no por ello debemos dejar de valorar que saber que la temporada que viene no estará Neville en el Valencia es avanzar, porque lo cierto es que supone dar un paso adelante, por más que el verdadero toro que tiene el Valencia ahora es salvar esta temporada y no pensar en la próxima. En cualquier caso, que Neville no esté la temporada que viene lo podemos tomar como un primer paso, pero el segundo debe ser que un profesional del fútbol tome las decisiones, y en este caso no puede ser otro que García Pitarch, que para algo es el que está. Lo digo como lo pienso, me fío más de Suso fichando un entrenador y confeccionando la nueva plantilla sin apenas dinero pero con mucho trabajo y coordinado con el nuevo técnico, que de todo el dinero de Peter Lim con el asesoramiento de Jorge Mendes. Y a las pruebas me remito.

Lea más opiniones de Carlos Bosch, aquí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine