29/04/2016

Simeone, hay algo peor que hacer trampas

Da la orden de que se lance un balón al campo en pleno contragolpe rival, y le echa la culpa a un niño... ¡tremendo!

30.04.2016 | 22:53

Ahora que toda España y parte de Europa se dedica a escribir y decir lo bueno que es Simeone como entrenador, diré algo que no se termina de tener en cuenta al respecto. No solo es un tramposo, además, tiene muy poca vergüenza. Hace cosas tan lamentables que me arrepiento de haber escrito hace unos días que su Atlético de Madrid debería ser ejemplo para el Valencia. Y sí, es totalmente cierto, si fuera entrenador del Valencia y lo tuviera con un pie en una final de la Champions en estos momentos estaría subido a la palmera y portándome bien cada día para que mi mujer me dejara tatuarme una cara del Cholo en la frente, o en un hombro en su defecto, pero como te digo una ´CO´, te digo la ´O´. Lo del tatuaje ya lo intenté con Rafa Benítez el año del doblete, pero mi mujer me dio tal ´estufit´, que monté un campamento base en el sofá del comedor... A lo que iba, el caso es que a Simeone lo sancionan con tres partidos, los que faltan de Liga, por lanzar un balón al campo cuando el Málaga estaba montando un contragolpe. Siendo eso de muy TRAMPOSO y en mayúsculas, hay algo peor, y es que Simeone en rueda de prensa le echó la culpa al recogepelotas. ¡A un niño! El tipo dice en público que la culpa no fue suya, y le echa las porquería al niño delante de todos los medios de comunicación que estaban ansiosos por preguntarle por la jugada en cuestión. Primero, si la culpa fuera del niño, lo que tiene que hacer es protegerlo. Y segundo, si la culpa es suya, que trague y que no diga que es de un niño. El ejemplo que da es lamentable, por no hablar del mal trago que haría pasar a la criatura y sus familiares.

Todavía estamos en abril, ¿ya hemos fichado paquetes?
Otra cosa que quiero decir, insisto en que Peter Lim además de delegar en alguien que entienda de fútbol y de cómo se hace una plantilla, tiene que tener gestos con los aficionados para subirles la moral de cara a la temporada que viene porque el personal anda bastante mosqueado por lo desastrosa que ha resultado esta temporada, pero tampoco nos vayamos al otro extremo. Es que me molesta esa leyenda urbana de cada verano de que todo lo que ficha el Valencia no sirve para nada y todo lo que fichan el Villarreal y el Sevilla es fantástico. Calma que todavía estamos en abril. Vamos a tener tiempo de todo, aunque entiendo la impaciencia del personal.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine