03/05/2016

El que no quiera estar, 'carretera i manta'

Lo primero para hacer es tener futbolistas que quieran jugar en el Valencia; hace más quien quiere que quien puede

10.05.2016 | 22:51

Primero Peter Lim, después los ejecutivos de turno, es decir Nuno Espirito Santo y Gary Neville, y después los futbolistas. Estos son los responsables de la lamentable temporada que ha hecho el Valencia. Así, cortito y al pie. El dueño porque ha consentido y tomado las decisiones que han provocado el fracaso, entre ellas prescindir de un director deportivo que no había hecho motivos para dejar el club, poner a planificar a alguien que no sabe, en este caso Nuno y Mendes, y después por poner a entrenar a alguien que no tenía experiencia y a quien la situación le vino muy grande, hablo de Neville. Nuno es culpable porque él planificó la plantilla y la pretemporada. La plantilla no tiene el nivel para competir en Liga y Champions, cosa obvia, y la preparación física ha sido un lastre partido tras partido. Otra obviedad. Como ´planificador´ ese es su gran error, no haber sabido hacer un equipo que tenía que competir en Liga y Liga de Campeones, y eso que tuvo mucho poder y dinero a su disposición. Cuando solo fue entrenador, la temporada pasada, el portugués demostró que tiene las ideas claras y sacó la mejor versión de futbolistas como Piatti o Barragán, pero el germen de este fracaso está en sus malas decisiones este verano. Con Neville no hace falta perder mucho tiempo y espacio. Con los jugadores sí. Para los aficionados es muy duro escuchar de boca de Ayestaran que los futbolistas algunos días compiten y algunos no compiten. Es inadmisible para un club como el Valencia que haya futbolistas que decidan relajarse una vez lograda? ¡la salvación! Se han relajado una vez han logrado la permanencia en primera división... ¡Bravo! En la remodelación de la plantilla que tenga que hacer el Valencia influyen muchos factores más allá de la voluntad del club o de su director deportivo, -el mercado y el dinero, pero sea como sea, la primera condición que tiene que tener el futbolista que esté en este equipo la temporada que viene es muy clara: querer jugar en el Valencia. El que no quiera, ´carretera i manta´. Es la mejor manera de empezar a hacer un equipo, porque hace más quien quiere que quien puede. Sé que hay valencianistas que piensan que si Lim vende, por ejemplo, a André Gomes -y repito que es solo un ejemplo- está demostrando qué tipo de proyecto quiere, pues yo digo que ninguno es imprescindible. El Valencia necesita jugadores que quieran jugar en el Valencia.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine