Precisamente ahora no hay dinero para fichar...

Ya era hora que alguien me hiciera saltar de la silla y apretar el puño al aire. Suso, lo del Sevilla, es canela...

10.06.2016 | 01:27

Dice el director deportivo del Valencia que para fichar, primero hay que vender, nada que no se supiera lo que pasa que ahora lo dice en público y tan abiertamente, que impacta más. Lo he escrito ya otras veces y lo vuelvo a escribir otra y las que haga falta, pero ya es casualidad que ahora que no hay dinero para fichar, el Valencia tenga un director deportivo de cuyo criterio me fío infinitamente más que del criterio de aquel en cuyas manos Peter Lim depositó muchos millones de euros para hacer un Valencia que fuera competitivo en la Liga de Campeones. El señor Lim lo tenía todo a su alcance pero prescindió de profesionales „los que fueran, ya no es cuestión de nombres y sí de conceptos„ y se la fió todo a sus amiguitos Nuno y Jorge Mendes, y con ellos en vez de ser competitivos en la Champions fuimos ridículos. La realidad que hay es que desde Rodrigo Caio hasta aquí Meriton lo ha hecho todo mal, y precisamente ahora que reconocen los errores y parecen haber dado con la tecla, que no es otra que fiarse de un profesional del fútbol y no de un amiguito del alma, pues precisamente ahora no hay dinero para fichar y tenemos que vender a los mejores jugadores para comprar otros. ¡Vaya con el tío Lim! Porque claro, puedes vender lo que te quieren comprar, y no lo que quieres vender. Es decir, que el Valencia puede vender a André Gomes porque se lo quieren comprar, aunque le gustaría vender a Negredo, pero nadie quiere comprarlo. Lógicamente.

¡Bravo, bravo!
Palabras de Jesús García Pitarch a CV Radio: «Con todo el respeto, me da risa que nos comparen con el Sevilla. El Valencia está históricamente por encima, pero ellos han tenido estabilidad». Entiendo que a algunos valencianistas les suenen a cuerno quemado estas palabras del director deportivo del Valencia porque todos habríamos firmado ganar uno de los títulos europeos que ha ganado el Sevilla en las últimas tres temporadas, y porque todos tenemos la certeza de que nos han adelantado por delante, por detrás, por la izquierda y por la derecha, pero vaya desde aquí mi aplauso para el señor García Pitarch porque desde Salvo y Rufete, y sé que con esto pongo el listón muy alto, no había escuchado a nadie del Valencia decir unas palabras que me hicieran saltar de la silla, apretar los puños y decir, «¡claro que sí joer!».

El don de la palabra
Y digo esto teniendo muy claro que Nostre Senyor, a García Pitarch no le ha dado el don de ensalzar a las masas con las palabras, quiero decir, que habla perfecto y se expresa francamente bien en castellano y valenciano, pero digamos que quien habla es un abogado „que por otra parte lo es„, que te dice las cosas muy claritas y a veces hasta demasiado claras, pero no te da un empujón para que vueles y te dejes llevar hasta la nube azul que todos tenemos guardada en el disco duro donde «todo es como yo lo he inventado». Pero amigo, esas palabras sobre el Sevilla y el Valencia las tomo como el mayor subidón de autoestima que recuerdo en meses. En otras palabras, los valencianistas tienen tantos motivos para estar jodidos y temer por el futuro inmediato, que aplaudo que venga alguien a recordarles que los últimos equipos que le han ganado la Liga al Real Meseta y al FC Valors son el Valencia y el Atlético de Madrid. Y con todo el respeto, ganar la Europa League „que ojalá hubiéramos ganado una„ no se puede comparar con luchar con el Real Madrid y el Barça por la Liga y ganarles. Estamos hablando de cosas muy diferentes. Y dicho esto, tampoco es que sea un panoli, sé perfectamente que el valencianista ya no está para actos de fe y frases grandilocuentes y que lo que necesita son realidades y no palabras, pero al menos a mí, me ha gustado que alguien me recuerde quién es el Valencia y quien es el Sevilla. Las cosas en su sitio.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine