04/07/2016

¿Quién tiene la culpa, Negredo o Peter Lim?

No hay un único culpable, pero lo cierto es que la no salida del delantero tiene planificación deportiva bloqueada

23.07.2016 | 14:41

La comisaria de la Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, podría hacer públicas este lunes las sanciones a diferentes clubes españoles que se beneficiaron de manera irregular con dinero público a través de créditos, exenciones fiscales y operaciones inmobiliarias. Se lleva la palma el Real Madrid por el pelotazo de su ciudad deportiva, pero las medidas también pueden afectar al Valencia CF, que todo apunta a que será multado por el crédito recibido en 2009 de Bancaja con el aval del IVF». ¡Toma ya! La Unión Europea puede sancionar al Valencia por una de tantas operaciones que terminaron con el Valencia siendo vendido en subasta pública.

Y leo también en SUPER que cuando Lim compró el Valencia ya dejó un dinerillo apartado para la más que posible denuncia. Y es cuando te quedas pensando porque esto se mezcla con el asunto de Negredo, que no acepta las ofertas que tiene para salir y que deja con ello bloqueada la planificación deportiva del Valencia. Y te preguntas, ¿es Negredo el culpable de que el Valencia esté bloqueado? Obviamente no. ¿Es entonces Peter Lim el culpable? Y claro, cuando quieres escribir que el culpable es el propietario, te acuerdas de la noticia de la Unión Europea, y te acuerdas de dónde y cómo estaba el Valencia hace unos años y dices que Lim es el culpable de que la planificación deportiva esté bloqueada, pero lo dices con la boca pequeña porque sin Lim es duro imaginar cómo estaría ahora el Valencia desde el punto de vista financiero.

La conclusión es que la realidad no se puede resumir en una idea, una frase o con un solo ´culpable´. A Negredo le asiste la ley y tiene derecho a pelear por su futuro, su contrato, su dinero y su vida, pero el mismo derecho tiene el Valencia. Y claro que él no tiene porqué pagar los patos rotos de las malas decisiones de Lim, Nuno, Mendes y Neville, pero sí aceptar que el Valencia y su afición se han portado bien con él, que ya no cuenta para el nuevo entrenador y eso son cosas que pasan en el fútbol, y que como profesional un día está aquí y otro está allá. Y lo más importante, tiene que asumir que ha fracasado en el Valencia. Con esto no digo que no tenga calidad para triunfar si se queda, pero su historia en el Valencia parece haber terminado y además malamente. No tiene porqué haber un único culpable, pero mientras no se solucione su salida, el Valencia sigue atado de manos... Es así.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine