27/07/2016

Me gusta que Pako exija intensidad y actitud

Parece que alguno quiere hacer culpable al entrenador del Valencia por no alinear a un futbolista que no entrena bien

29.07.2016 | 15:05
Me gusta que Pako exija intensidad y actitud

Ahora resulta que el malo de la película es Pako Ayestaran por apretar a los futbolistas o por tener una norma que dice que aquel que no entrena bien no juega. O peor, ahora resulta que el malo es Pako porque en el primer amistoso de la pretemporada, ante un equipo de la tercera división alemana, en una especie de descanso al que dio permiso el árbitro para que los jugadores pudieran refrescarse y beber agua debido al intenso calor del momento, él, Pako, que tenía previsto ver el partido desde la grada para mejor analizar los movimientos tácticos de su equipo, tuvo que bajar a pie de campo a decirles a los futbolistas que no permite que se relajen aunque sea el primer amistoso de la temporada ante un equipo cuyo nombre ya nadie recuerda. Y también será su culpa suya por cantarles las cuarenta en el descanso.

El culpable es Pako y no el futbolista en cuestión, sea el que sea, que en pretemporada no está dando todo. Ya sé que no es un partido oficial y que esto no ha hecho más que empezar a empezar, pero es que un entrenador no puede consentir que sus futbolistas entrenen sin actitud o se tomen un partido amistoso a broma. Si lo hace está muerto en dos meses. La única manera que tiene un entrenador de permitir a un futbolista entrenar relajado es si ese futbolista es muy crack y soluciona los partidos, pero mira por donde que no tenemos ni uno de eso en el Valencia porque no hace falta que le recordemos al personal lo penosa que fue la temporada pasada. Además, los jugadores que de verdad solucionan partidos, no se toman a broma ni los amistosos. En otras palabras, que si no eres Leo Messi o Cristiano, tienes que currar. Por otra parte, no tienen más que tirar de hemeroteca para ver lo duro que he sido con el Valencia por renovar a Pako Ayestaran. Lo hice porque lo pensaba, y es evidente que gran parte de las opciones de Pako para ser entrenador pasaban porque acepta sin rechistar que se venda lo que el señor Lim diga que hay que vender, pero en esto del periodismo conviene ser justo aunque solo sea de vez en cuando, y ahora digo bien claro que el señor Pako Ayestaran, entrenador del Valencia, tiene todo mi apoyo para ser exigente con los futbolistas. No hay más.

PD: Los hay que cuando la gente quería un entrenador ´pepino´ defendían a Pako, y ahora que Pako aprieta a los futbolistas que no curran, que es lo que quiere la gente, defienden a los futbolistas...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine