28/09/2016

¿Es pecado ganar, alegrarse y hacerse una foto?

No termino de ver dónde está el pecado de que los jugadores posen felices en el vestuario... cuando están felices

22.10.2016 | 14:07

Los jugadores del Valencia ganan en Leganés su segundo partido de Liga después de perder los cuatro primeros, se hacen una foto juntos en el vestuario, y no gusta. La presidenta del Valencia le regala una camiseta a Enzo Pérez con el número 50 porque en Leganés jugó su partido número 50 con el Valencia, y tampoco gusta. A ver, 50 son pocos partidos y más para un capitán del Valencia, pero tampoco veo que sea delito tener ese detalle. Y lo de la foto en el vestuario lo explicaré con el maremoto de Japón de 2011, y que se entienda porque lo hago sin ánimo de ofender. Todos vimos imágenes de aquel maremoto y claro, nos parece el mayor de la historia de la humanidad. No estoy diciendo que fuera pequeño porque llegó a tener olas de más de 40 metros, pero probablemente el maremoto que dicen que destruyó la isla de Creta en la Edad de Bronce tras la erupción del volcán de Thera -lo que es la actual isla Santorini- fuese mayor, pero no está gravado. Lo que quiero decir es que la sustancia no estaba en su tamaño, estaba en que por primera vez pudimos ver cómo es un maremoto por dentro y qué pasa cuando llega a una ciudad. ¿Y por qué? Porque había miles y miles de japoneses con cámaras y móviles grabando.

Si el maremoto se produce en otro país del mundo, por ejemplo de África y lo digo con todo el respeto, no hay miles de ciudadanos con móviles. ¿Y por qué digo esto? Porque los jugadores del Valencia de hace veinte, cinco, o cincuenta años, también celebraban las victorias en el vestuario aunque fueran contra un recién ascendido, lo que pasa es que no había cámara de fotos, o no estaba de moda hacerse fotos. La foto de la celebración de Leganés es un instante de una celebración, no es la gran celebración. Al salir del vestuario no dieron la vuelta a Leganés en un autobús descapotable con bufandas y pelucas naranjas... Creo que a veces sacamos las cosas de quicio, o al menos así lo veo yo. Estaban felices porque habían ganado y como la moda es hacerse fotos, pues se la hacen. ¿Qué queremos, que estén tristes después de ganar? Yo el pasado verano fui al Puerto del Pico a ver la calzada romana cerca de la sierra de Gredos, y me hice fotos... ¡y he estado más de diez veces allí!

PD: Peter Lim ha hecho cosas en lo deportivo desastrosas, pero veo que hay alguno que trata de echarle la gente encima, aunque de eso hablaremos mañana.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine