14/03/17

Voro, Marcelino, Curro Torres y Quique Setién

Creo sinceramente que la opción del actual técnico del Mestalla debe ser, como mínimo, valorada en el club

18.03.2017 | 11:26
Voro, Marcelino, Curro Torres y Quique Setién

Demasiado está durando esta Liga para Voro. Es el único que está cumpliendo con su parte del trato, pero la situación del Valencia es tan caótica que él también empieza a quemarse, como el muñeco de falla de la canción de El Titi. Sinceramente creo que es injusto cargar contra él, pero el fútbol es así y como tal hay que aceptarlo. Voro no es el culpable de que el equipo esté donde está en la tabla, al contrario, es quien está evitando la gran debacle y que esté más abajo, pero lo cierto es que sí es quien da la cara y por lo tanto en quien confluyen todos los desencantos provocados por Peter Lim y Layhoon.

De hecho, Voro es el único que da la cara porque es la única voz que habla por el proyecto toda vez que la presidenta se dedica a pasearse y hacerse fotos en sitios de glamour que, por otra parte, poco aportan al funcionamiento del club. Y tal es la frustración que genera Meriton entre los aficionados que a Voro se le está poniendo cara de víctima. Una más. Como lo fueron Rufete, Ayala, Nuno, Gary Neville, Phil Neville, Ayestaran, Angulo, César Sánchez, García Pitarch y Prandelli. Ya es curioso que lo que tengan todos en común es que son hombres de fútbol –aunque alguno acertó más bien poco, el amigo Gary– y digo esto porque Lim debería reflexionar por qué todos los profesionales del fútbol salen escaldados del Valencia y los que no son profesionales del fútbol pero aconsejan y meten la nariz en cosas que sí son del fútbol, aparecen y desaparecen, se esconden cuando llega la tormenta y ahí siguen, reuniéndose y riéndole las gracias por los palcos de España a enemigos declarados del propio Lim. Y hay fotos.

Volviendo a lo de Voro, ya dije hace semanas que haría bien en pensar si ha de poner al servicio de Peter Lim el caudal de valencianismo que se ha ganado a pulso y de manera honrada, si acepta ser entrenador del Valencia la temporada que viene, ha de saber que puede estar ante el principio del fin. Dicho esto, y sin ánimo de querer decirle a nadie qué tiene que hacer, y teniendo en cuenta lo pobre del proyecto al que se encamina el Valencia, soy de los que piensa que Curro Torres se ha ganado la oportunidad de que lo descarten. Quiero decir que, como mínimo, alguien en el club debería plantearse su nombre. Sé que es un riesgo, y claro que me gusta mucho más Marcelino o Quique Setién, pero está por ver que quieran ponerse al servicio de Layhoon y compañia...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine