24/04/2017

El Málaga salió a competir y el Valencia a pasear

Voro habló de jugar por dignificar el escudo y por lo visto eso no termina de ir con los futbolistas

26.04.2017 | 14:21
El Málaga salió a competir y el Valencia a pasear

Míchel, entrenador del Málaga tras la victoria de su equipo ante el Valencia: «Los jugadores han salido a competir». Voro, entrenador del Valencia, tras la derrota de su equipo ante el Málaga cuando le preguntan si está contento con la actitud de sus futbolistas: «En la primera parte, es evidente, el Málaga nos ha superado y ha tenido el acierto». No lo quiere decir, pero se le entiende todo. Mangala, jugador del Valencia tras la derrota de su equipo ante el Málaga cuando le preguntan qué les ha faltado: «Agresividad y tener más la pelota en la primera parte». Nani, jugador del Valencia tras la derrota de su equipo ante el Málaga cuando le preguntan si afecta no pelear por ningún: «Tener un objetivo es un extra, te hace pelar cada balón con otra actitud». Carlos Soler, jugador del Valencia después de la derrota de su equipo ante el Málaga cuando le pregunta qué les ha faltado: «Nos ha faltado agresividad y tener más el balón. La actitud tiene que ser siempre la misma. Vamos a competir como tenemos que hacer. Somos el Valencia y tenemos que competir».

Y remato con otras palabras de Voro, de antes del partido, cuando le preguntan por el hecho de que ningún ejecutivo del club tiene pasado valencianista: «Todos queremos que el Valencia quede lo más arriba posible y si podemos tener los máximos jugadores de aquí posibles pues mejor pero esa página en el fútbol ya la hemos pasado. Lo importante es que los jugadores dignifiquen el escudo, que la afición esté al lado del equipo y que todos hagamos una piña». Supongo que no hace falta que diga la conclusión de las palabras de los protagonistas anteriores, pero la diré: el Málaga salió a competir y el Valencia a pasear. Voro antes del partido habló de jugar por la dignidad del escudo y la camiseta y, aunque no fue el peor partido del Valencia y tampoco tuvo suerte, lo cierto es que los futbolistas no tuvieron dignidad suficiente para querer ganar. Al Valencia le faltó actitud y le faltó balón. Voro optó por un equipo de teóricos jugones, pero el Málaga, que sí puso actitud y sí quiso competir, se quedó con el balón, y ahí se echó en falta a Zaza para que hiciera de referencia en los balones largos que fue el único recurso ante la presión de los locales. Total, que hay que empezar un proyecto desde cero.

PD: Es perfectamente compatible estar agradecido a Voro y ser educado con él y querer que se fiche otro entrenador.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine