04/10/2017

Voy a levantar un par de piedras y a desayunar

Nunca he tenido a los equipos vascos por enemigos, más bien aliados contra el colonialismo de los otros...

07.10.2017 | 13:59
Voy a levantar un par de piedras y a desayunar

De él apenas sé que se llama César y que vive en Puçol, excelente pueblo de L´Horta Nord, con una recomendable playa, dicho sea de paso. Y esto me dijo a través de las redes sociales, porque alucina vecina, sirven para algo más que insultar, ya ven: «Carlos, sufro mucho cuando algunos aficionados gritan eso de ´vasco el que no bote´. Sufro por cuestiones familiares y porque en el club hemos tenido a grandes jugadores vascos, algunos amigos de mi abuelo. Además desde Madrid nos van a intentar meter en el saco de aficiones como la del Real Madrid. En la Sexta por ejemplo ya lo han hecho. No tenéis en SUPER porqué decirle a nadie lo que debe o no decir, pero si lo consideráis oportuno quizás...». Y me ha hecho pensar César, vaya si me ha hecho pensar. No soy el más indicado para hacer un repaso a los muchos e importantes futbolistas vascos que ha tenido el Valencia a lo largo de su historia porque habiendo tipos como Vicent Chilet, Rafa Lahuerta o Josep Bosch, lo único que conseguiría es ´fer la mona´, pero tengo mi propia experiencia y grabado a fuego en mi corazón el gol de Mendieta en la final de Copa de Sevilla€ y aunque vasco él, me lo habría comido a besos. Y al argentino Piojo, a los franceses Roche y Angloma, al serbio a Djukic, a los italianos Ranieri y Carboni, al valenciano Farinós, al turolense Milla o a Cañizares que es de Ciudad Real€ Y qué decir de ´Nostre Senyor Rafa Benítez´, que como todo el mundo sabe es ´cordobés´. Pero entre lo que dice César hay una reflexión que martillea mi cabeza de manera insistente, «desde Madrid nos van a intentar meter en el saco de aficiones como la del Real Madrid». Lahuerta lo explicó mejor en un artículo en Las Provincias, hablaba de «reflejo sucursalista heredado de las gradas más cerriles de los campos de Madrid» y añadió el concepto de «inercia colonial», que encaja como anillo al dedo. Hago mías las palabras de César, no soy nadie para decirle al personal qué ha de hacer, decir o cantar, pero no me gustan las ´batallas prefabricadas´, y esta del Athletic o los vascos nunca la he sentido como propia. Sé qué nos dicen a los valencianistas fuera de Mestalla porque no siempre he sido un cateto al que no le gusta salir de ´la comarca´, pero jamás he tenido la sensación de que Athletic o Real Sociedad sean nuestros rivales eternos, si acaso, aliados contra unos y otros, ya saben, el FC Valors y el Real Meseta, y su casposo y cansino colonialismo...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine