06 de enero de 2018
06.01.2018
06/01/2018

Lo de Pipi y la Cadena Ser

Un aficionado con ganas de tocarle las narices como venganza por las muchas e innecesarias barbaridades que ha dicho del Valencia, ha dejado en evidencia al periodista

10.01.2018 | 10:38
Lo de Pipi y la Cadena Ser
Un aficionado con ganas de tocarle las narices como venganza por las muchas e innecesarias barbaridades que ha dicho del Valencia, ha dejado en evidencia a Pipi Estrada en particular, y al programa El Chiringuito y al nacionalmadridismo en general. Si alguien cree que intento decir que todos los periodistas deportivos de Madrid son como Pipi y algunos del Chiringuito, se equivoca, pero sucede que no son tantas las excepciones, es decir, no son tantos los que se apartan del camino nacionalmadridista.

Pues bien, el aficionado en cuestión se llama Héctor, y le pasó por washap una supuesta conversación entre la mujer y representante de Mauro Icardi y un amigo argentino en la que venía a confirmar que el delantero argentino estaba negociando con el Real Madrid. Héctor no inventó la pólvora, la penicilina o el radio, simplemente utilizó un programa de edición de imágenes cualquiera. Vaya, nada fuera de lo común hoy en día. Y le pasó esa conversación inventada a Pipi Estrada un día por la mañana con el ánimo de engañarle a pesar de que en el fondo pensaba que era misión imposible. Para sorpresa de Héctor, esa misma noche Pipi apareció en El Chiringuito, el programa de Mega que presenta Josep Pedrerol, y contó la conversación diciendo que se la había pasado «un amigo mío argentino». Y mientras Estrada contaba la mentira inventada por Héctor como si fuera «un bombazo» –dicho por él mismo- el resto de compañeros de programa le daba credibilidad€ ¿Por qué cuento esto? Para que de una puñetera vez dejen de dar lecciones de periodismo como hace la Cadena Ser, esa emisora de radio que el pasado verano estuvo media hora insultando y burlándose en Valencia de los medios de comunicación que entonces informaron del interés del Valencia en fichar a Vietto y resulta que meses después el Valencia termina fichando a Vietto y es él mismo, Vietto, quien admite en rueda de prensa que en verano hubo un interés del Valencia en ficharlo. ¿Y qué hacemos ahora con el personaje que se burlaba de la noticia porque él no la había dado? Señores de la Cadena Ser, ustedes son libres de permitir tales comportamientos, pero ya que lo permiten, al menos dejen de dar lecciones de ética porque sabiendo lo que se sabe, es penoso escuchar cómo se les llena la boca hablando de periodismo cuando permiten el chantaje en su propia casa. Tapen por detrás que tienen el culo al aire. Rematamos el día con unas palabras de Nacho, jugador del Real Meseta, cuando le preguntan por los árbitros: «Unas veces te ayudan y otras veces se equivocan». Es decir, que cuando los árbitros no ayudan al Real Meseta, se equivocan. Creo que pocas veces en la historia del fútbol se ha dicho un verdad más verdadera.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine