10 de enero de 2018
10.01.2018
10/01/2018

Marcelino, Puigdemont y la bandera

El Cholo Simeone lo estará flipando. Resulta que refuerza a un rival directo con un futbolista casi regalado

15.01.2018 | 12:56
Marcelino, Puigdemont y la bandera
El Cholo Simeone lo estará flipando. Resulta que refuerza a un rival directo con un futbolista casi regalado teniendo en cuenta a cómo está el precio de la carne de delantero hoy en día, y el tal delantero este pasa de fallar goles con el Atlético ante un Segunda B, a marcar tres en Mestalla y dos de ellos de bandera, como decimos en mi pueblo. Marcelino hace magia o vudú, o es Dios, o es una mezcla entre David Villa, Mario Kempes, Roberto Iniesta, Matt Groening, René Goscinny, Albert Uderzo, Juan Luis Arsuaga y Sofía Vergara. ¡Yo que sé si este hombre lo que toca lo convierte en cerveza fresca de esa que ya ni cato! A ver quién es el guapo que el sábado deja a Vietto fuera del equipo para jugar ante el Deportivo. Supongo que ya saben que me gusta poco o nada la política pero no he podido evitarlo, termina el partido y en medio de la euforia doy un vistazo a Tuitter y me encuentro con esto: «Marcelino coge a Puigdemont y en unos días jura bandera». Cuando digo que el Valencia lo forman las experiencias personales de todos aquellos que lo sufren y disfrutan a diario, me refiero a esto. Disfrutemos pues.

Y Marca, la Ser y el Pedrerol
Y resulta también que Rafa Mir no quería renovar con el Valencia y su plan era quedar libre para fichar por el Real Meseta sin pagar nada en junio, o pagando una miseria ahora. Y va Mateu Alemany y dice que por sus narices no se lo vende al Real Meseta y con la ayuda de Mendes sacan dos millones de euros por el jugador -ojo, cuatro veces lo que ofrecía Florentino I el Castigador- vendiéndoselo al Wolverhampton de Nuno, algo que los valencianistas aplauden porque, de alguna manera, el club se ha plantado y ha defendido sus intereses. Pues bien, ¿qué medios de comunicación han servido de altavoz para Rafa Mir y sus lamentos porque el Valencia se negó a traspasarlo al Real Madrid? Acertaron, la Cadena Ser, el Marca -más conocido como el BORM porque es el Boletín Oficial del Real Meseta-, y Jugones de Pedrerol, los tres epicentros del nacionalmadridismo. Lejos de aplaudir que el Valencia se defienda, intentan convertir a Rafa Mir en un mártir y a Mateu Alemany en un dictador porque no lo quiso vender al Real Meseta por mucho menos dinero. Ardo en deseos de ver la próxima entrevista de un jugador del Valencia en el BORM... ¿quién será? O digo más, ¿le volverán a encender las luces de Mestalla y abrir el Palco Vip de par en par a la Cadena Ser? Que se traigan a Mijatovic, que es su comentarista estrella.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine