19 de abril de 2018
19.04.2018
19/04/2018

Quiero ver a Carlos Soler con Kondogbia

Alguno me dirá retorcido pero la derrota ante el Getafe, tal y como se ha producido y teniendo en cuenta quién estaba en Mestalla, es buena, o no es tan mala como parece

21.04.2018 | 12:35
Quiero ver a Carlos Soler con Kondogbia

Alguno me dirá retorcido pero la derrota ante el Getafe, tal y como se ha producido y teniendo en cuenta quién estaba en Mestalla, es buena, o no es tan mala como parece. No seré tan atrevido de decir que es una derrota útil que para eso ya está Valdano, pero teniendo en cuenta que no tengo ninguna duda de que el Valencia estará la temporada que viene en la Liga de Campeones, la lectura positiva no es para lo inmediato, es más bien para el medio plazo. Por otra parte, en adelante me comprometo a que hasta que la cosa no sea matemática, no volveré a escribir que la Champions «está en el bolsillo». Oye, que me siento hasta culpable... A lo que voy, que la derrota tiene de positivo que Marcelino, no creo que de manera consciente por más que yo tampoco entiendo las titularidades de Vietto y Pereira, le ha hecho ver al propietario qué futbolistas no se pueden vender para tener un equipo que compita la temporada que viene en la Liga de Campeones.

Sin Soler, y sobre todo, sin Rodrigo ni Kondogbia, somos otra cosa. Hecha esta reflexión, me gustaría recalcar que no creo en absoluto que el entrenador lo haya hecho a propósito porque hay que ser muy atrevido y retorcido para ello. Y sobre todo porque Marcelino ya nos ha dado las pruebas suficientes de que es un ganador y no le gusta perder ni a las canicas, y supongo que menos el día que está Lim en Mestalla. Simplemente no le ha salido. Se ha equivocado. Sigo pensando que es el mejor entrenador que puede tener el Valencia pero ayer el experimento no le funcionó. Esto del fútbol es así. En lo individual hay que decirle a Dani Parejo que al margen de que el colegiado no vio jugadas punibles del Getafe o de que incluso la roja es discutible -para mí no lo es-, él es el capitán y todo un veterano, y cayó en la trampa de Molina como un primavera... Si él no es capaz de leer que el Getafe estaba tratando de cortar el ritmo del juego al que por fin había llegado el Valencia... ¡ya me dirás! Al Getafe le podemos acusar de muchas cosas, pero se supone que a estas alturas los jugadores del Valencia ya deberían saber que a eso son unos fenómenos, a lo marrullero, y que a poco que movían la pelota con rapidez y criterio, les ponían en aprietos. Mención especial para Carlos Soler, ayer demostró que puede jugar en el puesto de Parejo sin problemas. Tengo ganas de verlo junto a Kondogbia en Vigo.

PD: Toda la fuerza del mundo para Jorge Martí, líder del grupo valenciano La Habitación Roja y tremendo valencianista. ¡Te esperamos en Mestalla!

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine