MANU BADENES

La técnica del melón

Hay quien lee el destino en las cartas o en los posos de café

15.06.2015 | 02:30

Estamos confeccionando la plantilla, y parecía que lo de Imbula iba a salir. Pero de repente hemos fichado en un pispás a Rodrigo Caio. El fichaje es inesperado, porque estábamos pendientes de Imbula y hemos adquirido un compromiso con él. Vamos por partes: Imbula ha dado el OK al club y al proyecto de Lim. Agentes y futbolistas nos miran con otros ojos ahora que olemos a Champions. He visto videos en Youtube del todavía jugador del Olympique de Marsella y me gusta. El video mola, pero claro, del video no te puedes fiar, que todavía van rondando por ahí goles de Pabón espectaculares y cuando lo fichamos me emocioné antes de hora. La zancada larguirucha de Imbula me recuerda en algo a la que tiene Momo Sissoko en sus trazos desgarbados. Si acaso, intuyo algo más de técnica y de eficacia en el regate en el jugador belga, con el debido respeto a quien fue uno de los futbolistas que más cariño se ganó en la Belle Epoque de Benítez.

Mercado francés
Sólo por el compromiso de su entorno (el papá diciendo que lo que quiere el chico es venir aquí) y por su proyección (belga de nacimiento pero internacional en categorías inferiores con Francia) convendría su fichaje. Seguiría la estela francesa de Anglomà, Roche, Deschamps, Mathieu, y ahora Feghouli. Tuvimos menos paciencia con Butelle, Cissokho, Reveillere o Dorothee (por Rami no me viene nada). La cantera con pasaporte francés es tan amplia y de tal riqueza étnica y cultural que si nos centráramos en la misma podríamos resolver muchas carencias. A Francia no le prestamos la atención debida, pero produce en la actualidad futbolistas de enormes cualidades (Y vino. Y queso. Y playas. Y cultura, educación, valores...) En resumen: si no lo traen, ¡ya me voy a buscarlo yo!

Diarquía
Pero de repente hemos fichado a un italo-brasileño que compite en la misma posición. También lo he curioseado. No hay mucho material en la red, pero de lo visto se concluye que tiene clase, anticipación, y siendo zurdo aparentemente maneja la derecha muy bien. Parece que secó a Neymar en un partido, pero hay que ver más cosas (entre otras, una reciente operación de ligamento cruzado). Aquí se habla de una diarquía, un gobierno formado por dos facciones, Rufete y Nuno con Salvo y Lim detrás, respectivamente. La realidad es que la llave del castillo pertenece a una de las dos. La única manera de que no haya roces relevantes es que fichemos a jugadores sobre los que ambos núcleos estén de acuerdo. ¿Ha sido así en el caso de Rodrigo Caio? No sabemos, pero la operación ha sido sorpresiva. Lo bueno es que de sus prestaciones se antoja que puede rendir en dos posiciones. Puede ser un stopper pero también percibo visión para trazar diagonales un poco más adelantado, justo lo que más echo de menos en el equipo.

Melones
La Liga es difícil. Llega un jugador y tiene poco tiempo para adaptarse y tratar de mostrar su fútbol a una masa social que siempre tiene prisas y directivas llenas de ansiedades. Hasta que no ves en tu césped al fichaje, esto es como comprar un melón. Suena bien si le das dos palmadas, pero a lo mejor es un pepino cuando lo abres. «El casamiento y el melón, por ventura son», aunque el truco para la fruta también lo indica el refranero popular: «Al melón bueno y maduro, todos le huelen el culo». Pero para el fútbol no tenemos más remedio que confiar en los ojeadores y algo en el azar. La técnica del melón residiría, pues, en seleccionar las recomendaciones de Mendes, en separar el grano de la paja, es decir, las que verdaderamente le interesan al club de las que le puedan interesar más al agente que al Valencia CF. Confiamos todos en el buen hacer del accionista mayoritario. Es un empresario de éxito y este club, al fin y al cabo, es su empresa.

Movimientos
El truco aquí y en Singapur es gastar bien. Pero sorprenden algunas cifras. Que Cancelo está pasado de precio lo debe de saber hasta Cancelo. Sin embargo, hemos descartado por precio a Roberto, el portero de Olympiacos, y Jackson, que era del gusto particular de Lim. Lo de Jackson a mí me parecía un problema en ciernes, teniendo a Negredo y Alcácer. Nos vendría mejor un loco bajito más eléctrico con diferentes prestaciones. Y aunque no debemos olvidar que nuestro portero es Alves, como dice Salvo «el mejor del mundo» en estos momentos, lo cierto es que su lesión no es broma. Necesitamos tener la portería bien guardada, y todos los éxitos previos del Valencia CF empezaron por ese punto. No hay que escatimar,tampoco, en renovar a Parejo. Con André ya hemos cumplido, y ello le dará la estabilidad mental para recuperarse al cien por cien.

Destino
Bueno, el caso es que hemos fichado a Rodrigo Caio, que no entraba en las quinielas. Miren, para celebrarlo, voy a abrir el primer melón del año. Hay quien lee el destino en las cartas o en los posos de café. Mi especialidad son los melones. Con las sandías el riesgo es menor, hoy en día casi todas saben dulces. La ruleta de la fortuna está en el melón. Yo los huelo. Si sale pepino, no pasa nada, bajo y compro otro. Y si no, otro. Así hasta que me salga uno arrope. La verdadera autenticidad está en el melón. Como dice el refrán: «El toro y el melón, como salen, son».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine