MANU BADENES

Vacaciones en Roma

Pasemos la previa con oficio, es aventurado ahora pedir algo más

11.08.2015 | 02:30

Que sí, que nos ha tocado el AS Mónaco! ¿Y qué? A estas alturas ya hemos leído todo lo posible sobre el disgusto que llevamos por habernos tocado la más fea en el sorteo. Pero aquí hay dos opciones: o nos damos de cabezazos contra la pared, lamentando nuestro sino y preguntándonos quién nos pone la pierna encima, o asumimos que nos tenemos que quitar de encima la mentalidad ´Europa League´, esto es, que nos toque un equipo de nombre impronunciable lleno de consonantes. ¡This is Champions, señora! Aunque había bolitas más bonitas en el bombo, en esta aventura están los mejores. Así que la presión para ellos, que deben de estar como unas castañuelas también. Nosotros, a lo nuestro, que es salir al campo en tromba, como si no hubiera mañana.

Taronja
Por supuesto, ese sistema no siempre sale bien. De hecho, esta pretemporada está siendo un fiasco. El sábado, en casa con el Taronja y la Senyera los romanistas nos pegaron una paliza de goles y moral. No lo hicimos mal, ni bien. Pero ellos estuvieron finos, sobre todo por aquello de marcar goles. Demostrado: con Otamendi también se pierde. Normal. Por eso le llaman a esto deporte de equipo. Un hombre no puede con todo, y menos desde la defensa. En cambio, Totti sacó la varita y dejó a Gervinho prácticamente solo con la caña cuando aún estaba la gente comprando pipas. Otamendi forzó el tiro al palo por duplicado y Salah la empujó. Luego el propio Totti colocó una jugada de billar al borde del área. Nuestra defensa estaba mirando la jugada en HD.

Previa
Mi admirado Feghouli marcó un gol clásico de raza y hubo partido. Con los minutos en contra, asomó el mal endémico de este grupo humano: la precipitación. Destellos de Parejo, buen tono de Alcácer, al que el árbitro desesperó, pero a la hora del giro argumental, Gervinho calcó el gol de Soso y lo mejoró. No sirve de mucho darle vueltas a la cosa. No tenemos buenas vibraciones, estamos aún de vacaciones. En vez de aclarar sensaciones, cada semana las tenemos peores. Así que estoy deseando que acabe ya la pretemporada y nos enfrentemos a la verdadera vara de medir: la Liga. Mientras, intentemos pasar la previa con oficio. A día de hoy me parece aventurado pedir algo más. Del Taronja, ni un minuto más. Más vale pasar vacaciones en Roma que en Mónaco.

Pros y contras
El equipo monegasco es hoy por hoy un clon del Valencia CF en cuanto a filosofía de fichajes y planteamiento de vida a medio plazo. El Fair Play financiero les ha llevado a olvidarse de fichajes de relumbrón y a centrarse en elegir gente joven y cañera que les permita crecer poco a poco. Huele a Mendes por los cuatro costados. De hecho, puede que se vayan a enfrentar los dos equipos más jóvenes en media de edad de toda la competición. A favor nuestro juega que su liga es algo de goma y no tienen la misma exigencia de competición. Pero en contra está que la Ligue 1 ha empezado ya este finde, así que van a llegar más curtidos. Y encima, jugamos la vuelta allí. Y además el calor este, que es una gaita y nos está deshidratando los cerebros, nos es favorable. Puestos a elegir, espero que a la ida haga una noche sahariana. ¡Aguantemos! ¡Que refresque al día siguiente!

Precedente
Tenemos el precedente de la Recopa de la 80/81, a la que accedimos por haber ganado la anterior, en los tiempos de Kempes y siendo el partido de vuelta, también allí, donde debutó el mítico Sempere. Como el destino es juguetón, ha querido que en la edición del sorteo el insigne Matador, recuperado para la causa nuestra, fuera testigo de la carambola, y nos plantamos en el Luis II con Mat Ryan bajo palos, que también se estrena y que está llamado (al menos por mi parte) a ser un nuevo mito. Hasta ahí las semejanzas, porque luego caímos en la siguiente ronda contra el Carl Zeiss Jena. ¡Pero ese año le ganamos la Supercopa al Notingham Forest! ¡Ah, qué bonitos son los recuerdos! Y, eh€bueno, la verdad, ¡de qué poco sirven para el siguiente partido!

Merchandising
No lo hacen mal los dueños, no. Esta semana vimos al Matador en eso que llamamos Welcome Party, que suena muy a fiesta Erasmus. Allí pusieron un video de sus mejores goles, y luego pasó por el sorteo de Champions, la Convención de Peñas y el Naranja. Estos días pasó también por el club Lubo Penev, se sacó el pase, posó con Juan Sol y charló con Arias. A mí estas cosas me emocionan como a un crío. ¡Todos ellos pusieron al club en el mapa balompédico! Somos lo que somos gracias a esos tipos y otros más. La chavalería no les vio jugar, del mismo modo que yo no vi jugar a mitos como Cirilo Amorós, Puchades, Pasieguito o Waldo, entre otros. ¡Sugiero a los propietarios que se planteen un merchandising de videos de la historia del club! Es importante recuperar las viejas tardes de gloria, para repasarlas en noches bochornosas de insomnio veraniego, como

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine