MANOLO MONTALT

Lo que yo creo y lo que yo quiero

No soy sospechoso ni lo más mínimo de ocultar mi punto de vista...

04.03.2016 | 11:47

No soy sospechoso ni lo más mínimo de ocultar mi punto de vista, Salvatore. Para bien o para mal no es la primera vez que digo que no creo lo más mínimo en el actual entrenador del Valencia. La semana pasada te di unos datos. Te los recuerdo: Neville heredó un equipo noveno en la tabla clasificatoria, a un punto de los puestos que dan opción a jugar la Europa League la próxima temporada y a cinco de la Champions League. A día de hoy, el Valencia es duodécimo en la Liga, a siete puntos de los puestos de Europa League y a la friolera de 21 puntazos de los puestos Champions. Pero además, te voy a añadir algunos números más para que veas en qué solidifico mis convicciones: sólo Levante, Las Palmas, Granada, Rayo, Betis y Depor, con seis, llevan menos victorias que el Valencia, que lleva siete, cinco de ellas conseguidas con Nuno.
Más. El Valencia lleva 16 jornadas seguidas encajando en la Liga al menos un gol (de todas ellas, 12 son con el entrenador actual). Y para rematar el decorado, el equipo de Gary Neville no marca un gol en la primera mitad de un partido desde la jornada 18 (a ver si hoy rompe la racha y además sirve para ganar).

Con todo ello, vengo a decirte que Gary Neville cuanto más lejos y lo más pronto posible, mejor. Pero yo sólo soy un sensacionalista, malvado y destructivamente crítico periodista local. Ni siquiera trabajo en un medio nacional (mode ironic ON). O sea, mis opiniones tienen el mismo peso que una noticia buena del Valencia en el programa de Los Manolos.

Lo que importa de verdad es lo que piense el propietario. Estas son las nuevas reglas del juego. Para bien o para mal. Él los pone (Lim), él decide. Y su voluntad parece clara. Si no destituyó a Neville tras el 7-0 de Barcelona y la derrota en Copa, si además añaden más efectivos al cuerpo técnico para ayudarle y si el propio Neville ya habla de abril como mes para abordar su futuro es que ya hay una fecha puesta por la propiedad, y la voluntad parece encaminada.

Yo creo que excepto hecatombe, Lim va a querer renovar a su amigo (que por eso lo puso y por eso se niega a quitarlo. No por los resultados). Pese a ello se arriesga a encontrarse un Mestalla despoblado si opta por dicha decisión. Si no entras en Europa por ninguna vía (hoy por hoy no es descartable), ya veremos qué tipo de jugadores quieren venir la temporada próxima y cuántos quieren irse. Así que para mí, la figura de un entrenador contrastado sobre la que cimentar tu proyecto es fundamental. Pero eso es lo que yo creo. Lo que quiera Lim, creo que no va por el mismo camino.

Más artículos de opinión de Manolo Montalt, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine