13/06/16

Gestos y campañas

El Valencia, por convicción o por obligación, vuelve a tender la mano a la gente

13.07.2016 | 22:04
Gestos y campañas

No está de más en ocasiones desandar el camino andado cuando la senda no se estima como la más correcta. Incluso los que ejercemos la crítica debemos cambiar el sentido de la misma cuando la percepción es la de que aquello que se ha criticado está cambiando. Y digo más, sería ejercer mal la crítica poner el acento en las cosas cuando se hace mal (necesario) y no destacarlas cuando se rectifican o se hacen bien (estaría sesgada la visión).Vengo a decirlo porque un servidor no es precisamente de los que se callen las cosas y bastantes tensiones me ha generado ya en los últimos meses, así que quien quiera sospechar es libre. La sospecha es tan legítima y libre como el miedo y al final siempre soy responsable de lo que yo escriba, no de lo que otros interpreten.

Viene todo esto al hilo de comprobar que el club está recuperando dos hechos que le acercan a su afición. No sé si lo hace de motu propio o acuciado por intentar llegar más a un aficionado al que en los últimos tiempos no se le ha prestado la atención debida. El viernes presentó el Valencia CF sus nuevas equipaciones en un marco extraordinario como el Parador de El Saler. Mejor escenario, difícil encontrar para un acto que no había existido en las dos anteriores campañas. El acierto fue tal que el club consiguió poner en valor sus nuevas vestimentas. Y todo ello pese a que la primera equipación se filtró semanas atrás. Incluso el guiño que el presentador del acto, Manolo Mas, tuvo para los aficionados allí presentes fue volver a tender una mano a la gente. Si meses atrás critiqué lo contrario, justo es ahora reconocer la rectificación.

Ocurre lo mismo con las presentaciones. No entendí durante los dos últimos años (con excepción de Negredo y Enzo Pérez) que el club no utilice Mestalla para la presentación de los nuevos futbolistas (sí, ya sé que el año pasado hubo una Wellcome party o algo así con los nuevos, pero eso no es una presentación como Dios manda).

No acabé nunca de entender que se presentaran futbolistas una tarde a puerta cerrada y medio de tapadillo en Paterna. Incluso, si me apuran, me gustaban las presentaciones itinerantes que se hicieron en los futbolistas fichados en la época de Llorente. Pero, al igual que con las camisetas, si tú no pones en valor lo tuyo no va a venir nadie a hacerlo. Y lo digo porque parece que se viene presentación gorda con Nani (deberían presentar también a Medrán aunque el tirón de uno y otro no tengan nada que ver) y esa es una buena noticia. ¿Quiero decir con esto que este año el equipo se va a salir? Pues miren, no les considero tan poco inteligentes. Poco tiene que ver una cosa con la otra. No asegura nada que se hayan rectificado estos dos aspectos de mayor cercanía con el aficionado. Pero justo fue criticarlo cuando el club se ha ido alejando de su gente, e injusto sería mirar hacia otro lado cuando ha virado el rumbo en esos dos aspectos puntuales. Lo que tenga que pasar con la pelotita, lo contaremos.

Más artículos de opinión de Manolo Montalt, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine