18/08/2016

El problema no es de Alcácer, sí de Peter Lim

A cualquier jugador le hace ilusión fichar por un club que lucha por todo como el Barcelona

18.08.2016 | 23:04

No le den más vueltas. En el tema Alcácer existe una realidad única que juega en contra del Valencia. El Valencia, su club, el club de Alcácer, va a jugar una temporada para más o menos cumplir en la Liga española pero sin existir para nada en el fútbol europeo. Y el Barça no. El Barça paga mucho más que el Valencia y va a luchar por todos los títulos que se le pongan más o menos asequibles. Y ahora les hago una pregunta a todos ustedes: ¿Si usted se llamara Paco Alcácer y supiera que el fútbol se acaba pronto dónde preferiría jugar? ¿En un club que lucha por todo o en el club de tu alma que anda medio perdido por el mundo del fútbol? La respuesta debería ser clara para todo el mundo. Y no olviden que estamos hablando de un deporte profesional, donde el dinero y los objetivos son los que mandan.

Nuestro ´presi´
Y sí, no le den más vueltas, todo pasa por la cabeza del actual dueño del club de Mestalla que como todos ustedes saben no es otro que Peter ´Negocio´ Lim. Y Lim es un tipo que parece que entiende de números pero al que el fútbol europeo le queda terriblemente grande. No le vale, a Peter Lim, con vivir de su dinero y de su amistad con Mendes. Eso, en este mundo del balón redondo, te podría servir para ejecutar alguna operación redonda para tu club... pero eso, evidentemente, no es lo que está pasando en el Valencia. A Peter Lim le queda grande, gigantesco, ser amigo y socio de un agente traspasador como Mendes. Y es por ahí, por esa parte, donde a don Peter le falta corazón blanquinegro.

El jugador
Hagan un esfuerzo y piensen que Paquito Alcácer son ustedes mismos. ¿Qué pensarían? Es indudable que el corazón de Alcácer es valencianista pero también es indudable que el fútbol es un negocio para ganar dinero que dura muy poquitos años. Y añado, al margen del dinero -piensen si Alcácer va a cobrar lo mismo en el Barça que lo que cobra en el Valencia... pues eso-, está la ilusión que tiene cualquier futbolista por ganar títulos y hacerse famoso. Y es por ahí por donde el Valencia hace aguas por todas partes. Ni le puede dar a Alcácer el dinero que sí le puede dar el Barça ni fundamentalmente le puede ofrecer la tremenda ilusión de ir acumulando títulos en su currículum.

¿Entonces?
Pues les voy a ser franco. Alcácer solo es una muestra más del feo botón en el que se está convirtiendo el Valencia. El equipo es flojo en fundamentos, flojo en plantilla y flojo en profesionales. Y sí, lo peor del caso es que el más flojo de todos, el que menos entiende este negocio, es precisamente el máximo accionista de la mercantil. Lim está perdido y su futuro se antoja tristemente incierto. Y sí, si Alcácer al final se marcha al FC Barcelona yo no le diré nada al futbolista... al fin y al cabo se iría a un club para hacer mucha más historia y para ganar mucho más dinero.

El problema, señores, es que el Valencia actual solo ofrece unas gotitas de pánico de cara al futuro y por eso es normal que existan muchos jugadores que sí se quieran marchar del equipo.

Más artículos de opinión de Vicente Bau, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine