Lunes tormentoso

Lo tengo claro, la noche de Halloween me disfrazo de Neymar

31.10.2016 | 17:42
Lunes tormentoso

Yeeeeh, ¿qué feu per ací? ¿No os habéis ido de puente? Mejor, así la ciudad es vuestra. ¿De qué os vais a disfrazar en Halloween? Yo de Neymar, lo voy a ´petar´. Un colega se disfrazará de árbitro, sin más, y como iremos juntos andando mientras yo le grito cosas a la gente, todos sabrán que va de Undiano. ¡Viva el subconsciente colectivo! Por lo demás, aquí, haciendo tiempo para jugar el partido de los mediocres, que es el que la mejor liga del mundo (sic) programa los lunes. Qué se le va a hacer. Todos sabíamos que este año íbamos a cenar más lunes que cualquier otro día. Pero veámoslo desde el lado positivo. Mañana es fiesta, así que somos la principal distracción para los que pasan de salir y disfrazarse hoy o americanadas similares. Nos va a ver más peña que cualquier otro partido de la jornada. Y contra el Depor, nada menos. Nada que ver con los duelos de antaño, pero para mí, siempre, un partidazo.

Resistencia
El Depor es un ejemplo de club que lo tuvo todo y ahora navega en aguas de nadie, pero no se ha hundido y ha sabido resistir. Era el Coruña de toda la vida, luego fue el Depor, después el ´Súper Depor´ y ahora vuelve a ser el Coruña. Fuimos rivales acérrimos y, sin embargo, tiene toda mi admiración. Un ejemplo de resistencia. Estoy absolutamente en contra de ese refrán maniqueo que reza que «cuando te admira un enemigo es que algo has hecho mal». ¡Al contrario! Muchas de las cosas que te molestan en el enemigo te gustaría tenerlas tú. Y siempre, siempre, los jugadores que te sacan de tus casillas en los equipos rivales te volverían loco de gozo en el tuyo (Cristiano no cuenta). Por supuesto, luego hay tipos, como Iniesta, que están por encima de eso. Pero porque juegue en el equipo que juegue, ese nunca será tu enemigo. Con todo, esa es la excepción aislada que confirma la regla.

Lateral
Nos preocupaba para el partido el lateral izquierdo con la baja de Gayà y parece que Prandelli se ha decantado por Montoya. Partiendo de que hasta que no llega la hora de partido no tienes ni papa de qué va a pasar al cien por cien, queda claro que Prandelli no se la va a jugar con el canterano Lato. Le toca esperar. Y me pregunto yo, ¿esperar, a qué? Si lo está haciendo bien, si está cumpliendo, si el cuerpo técnico está contento, ¿a qué tiene que esperar? Era este un partido ejemplar por condiciones, momento del campeonato y entidad del rival para darle la alternativa al chico. Porque no sólo se estaría premiando con esa decisión al canterano, sino a toda la cantera. A veces, decisiones de este tipo sirven como zanahoria para poder tirar del carro. Los canteranos tienen que recibir el mensaje de que, trabajando bien y con las ideas claras, se puede llegar al primer equipo.

Brexit
Lo de los arbitrajes está llegando a cotas impensables. Estuve viendo lo del Madrid en Mendizorroza y debo decir que a este paso la Liga tiene trazos de tomarse tan en serio como el tebeo de Mortadelo y Filemón en el Mundial 82. Vaya penalti pitan. Lo peor es bajar la guardia y asumir que no se puede cambiar el sistema. Eso, bajo ningún concepto. Hay que seguir denunciando el abuso, si bien tengo muy claro que cuando en este deporte desaparezca el árbitro la magia se habrá acabado. El factor humano es lo que nos permite tener tertulias, discutir, pelearnos, abrazarnos, debatir y, en suma, olvidar durante unas horas nuestras desgracias mundanas. Sólo hay que conseguir que no haya dos tablas de medir. Eso sí, sin profesionalización no se alcanzará nunca la excelencia. Estamos a años luz de Inglaterra. ¡Si lo saben ellos, que se han marcado un Brexit para salirse de la mediocridad que nos rodea!

A cero
Nosotros a lo nuestro, que ahora mismo consiste en intentar alcanzar a los de arriba y huir de la quema. Ya tendremos tiempo de dar cera, sobre todo cuando nos toque el Madrid y nos toquen los bemoles, pero ahora mismo sólo podemos ocuparnos de remar. La principal preocupación es que no mantenemos la portería a cero ni de carambola. Trece partidos consecutivos sacando la pelota de la red en al menos una ocasión es desmoralizante para la tropa, pero si hay un equipo contra el que se puede cambiar rutinas es contra aquel que está un poquito peor que tú. Es buen momento para que Garay luzca los galones y se ponga en plan mariscal. Y quien me tiene desorientado es Siqueira. ¿Para qué lo fichamos? ¿Nos marcó el Atlético un gol desde fuera del área? ¿Lo volveremos a ver jugar? Misterios insondables.

Farsa
Observarán que no le doy mucha bola al asunto del Barça. No hace falta. Cada segundo que pasa en el que sus directivos lanzan titulares quedan más desacreditados. Lo bueno que tiene el fútbol, con cámaras hasta debajo de las telarañas, es que es imposible que la mentira dure más de tres repeticiones. Si se hubieran callado, si se hubieran ceñido a llevarse los tres puntos y a otra cosa, los malos seríamos nosotros. Pero como se empecinan en sentir que hay una conspiración en su contra „cuando se evidencia un trato de favor desde hace muchos años„quedan en ridículo ellos mismos. No hay mayor alegría en cualquier discordia futbolística que ganar y llevarte los tres puntos. Pero si en los medios extranjeros están flipando, se constata una verdad: si hay algo más lamentable que no saber perder, es no saber ganar.

Más artículos de opinión de Manu Badenes, aquí.

Más artículos de opinión de Manu Badenes, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine