15/05/2017

'Virtual safety car'

Vettel tuvo cerca la victoria, pero el VSC se la arrebató

18.05.2017 | 12:03
'Virtual safety car'

La pista de Montmeló da siempre fiel muestra del potencial de los coches y el rendimiento de los equipos: lo que pasa aquí suele ocurrir en el resto de pistas. Y ayer vimos, una vez más en esta temporada, una batalla cercana entre Mercedes y Ferrari. Esta vez, incluso, pudimos contemplar una lucha tan cerrada que puso a los que ya son los dos claros contendientes por la lucha del campeonato rueda con rueda. Esto anuncia que la batalla será larga y que también el campeonato será muy disputado.

Hamilton se llevó la victoria. Suma ya cincuenta y cinco y recorta la diferencia con Vettel en el campeonato del mundo de pilotos, que todavía lidera el alemán por tan solo cinco puntos. La carrera empezó mal para Lewis: perdió la ventaja de la pole que obtuvo el sábado; otra de esas poles que, este año sí, le está costando pelear. El piloto inglés no se explicaba el porqué de su mala salida. Lo bien cierto es que Vettel, desde la parte sucia de la parrilla, le robó la cartera y desde el giro primero se postulaba a candidato para seguir machacando a los de Mercedes.

Pero de nada le valió la ventaja inicial al alemán de Ferrari al final de la carrera. La estrategia diferente del equipo italiano en la monta de gomas respecto a Mercedes, el tapón que hizo Bottas y el Virtual Safety Car que el finlandés causó al abandonar su coche permitió poner a Hamilton justo detrás de Sebastian. En la vuelta 44 le asestó un machetazo a Seb y recuperó el liderato. Adelantar a Valteri le costó al alemán 8 segundos de ventaja. Parar a cambiar gomas durante el Virtual supuso otra sangría de siete segundos. Ferrari no lo hizo mal, pero Mercedes lo hizo mejor.

No fue fácil para Lewis. En cada comunicación con el box a través de la radio se dejaban escuchar los jadeos del piloto que confesaba haber perdido unos dos kilos. La próxima carrera en Montecarlo abre, como es habitual, la puerta a las carambolas por la cercanía de los guardarraíles. Aunque los ojos y el corazón de los aficionados españoles estarán lejos: más allá de 7.000 km, en la pista de Indianápolis.

Más artículos de opinión de Ángel Castaños, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine