12 de enero de 2018
12.01.2018
12/01/18

Coquelin, Coquelán...

El fútbol es así, pero algo tendrás que ver tamibén tú, Marcelino

13.01.2018 | 13:50
Coquelin, Coquelán...
Pues se está quedando un equipo aseado. Los fichajes de Luciano Vietto y Francis Coquelin (o Coquelán, es lo de menos) mejoran una plantilla ya de por sí bastante compensada desde verano, quizás más por el rendimiento que le ha extraído Marcelino que por la calidad de la misma. Era evidente que faltaba un centrocampista defensivo que supliera a Kondogbia ante las ausencias del francés, sobre todo por sanción.

Coquelin es claramente el suplente del Bou. Un poco caro, sí, pero necesario. Esos 12 millones que cuesta el mediocentro procedente del Arsenal serán una cifra aceptable si su rendimiento es el que todos esperamos gracias a esa magia que tiene Marcelino para resucitar jugadores. Reconozco que no he visto jugar a Coquelin, o si lo he visto no me acuerdo de él.

En un partido, la función de este jugador no luce, por su papel de secundario, de destructor, de especialista del tackle. Pero me emociona pensar en ese partido en campo foráneo con ventaja mínima del Valencia y que Marcelino decida formar un centro del campo con los dos franceses. ¡Un espectáculo, oiga! Desde Albelda y Marchena no se ha visto nada igual en el Valencia. En Riazor no podremos verlos por la sanción de Kondogbia. Pero, ¿se imaginan el día 27 en Mestalla ante el Real Madrid, tras el 1-0 de Rodrigo, esa dupla francesa para frenar las embestidas del rival? Se me ponen los pelos de punta. Ahora mismo entiendo que haya escepticismo entre los aficionados valencianistas respecto al rendimiento del nuevo fichaje, pero confíen en Marcelino. Coquelin o Coquelán, amb Marcelino es farà gran. Al tiempo.

El Guaje Vietto

Se fue David Villa y ya no hemos visto un delantero como él€ hasta el pasado martes. Los tres goles de Lucho Vietto me trajeron a la memoria algunos de los que firmó el Guaje en su etapa en el Valencia. La definición en los tres, cada cual diferente, destapó la calidad de este delantero que llegó de manera inesperada mientras todos esperábamos a Sandro. Lucho, como le llama el entrenador, en dos días había debutado ante el Girona en Liga y firmado un triplete ante Las Palmas en Copa. "¿Os dáis cuenta de los caprichoso e hijo de puta que es el fútbol?", preguntó Marcelino a varios futbolistas de su banquillo tras el tercer gol del nuevo delantero del equipo. Garay, por la cara de empanada que puso, no debió entender lo que quería transmitir su entrenador sobre lo que acababa de protagonizar su compatriota. Llevaba casi 13 meses sin marcar, y en poco más de una hora con la camiseta del Valencia había firmado un hat-trick. Sí, Marcelino, el fútbol es así, pero algo de culpa tendrás tú, ¿o Rodrigo Moreno ahora mismo es candidato a jugar el Mundial de 2018 por lo caprichoso que es el fútbol? Demasiadas coincidencias...

Neto

Y de manera periódica quiero reivindicar la figura del portero brasileño, cuyas paradas han supuesto ya muchos puntos esta temporada. Quizá por su carácter poco dado a la extravagancia, quizá por la posición en la que juega, el caso es que Neto pasa desapercibido para la crítica y su nombre resuena en cambio con más fuerza cuando falla. En la primera vuelta, el guardameta ha dejado claro quién es el titular en la Liga. Jaume es otro porterazo, como demuestra cada vez que tiene oportunidad, pero Neto por lo que se ve en cada jornada cuando Marcelino decide el once titular, es el dueño indiscutible de la portería del Valencia. Ha fallado ante Messi y ante Asensio, vale. Justamente en dos partidos donde los focos alumbran más. Pero han sido muchas las intervenciones que han permitido al equipo conseguir la victoria. Por eso quiero reivindicar su figura. Dicho queda. ¡Amunt!

Más artículos de opinión de Vicent Sempere, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine