Super Motor Levante
KIA

Ruta híbrida con el Kia Niro Híbrido Enchufable

A bordo del modelo Plug-in Hybrid de la marca coreana vistamos Castell de Guadalest y recorremos distintas localidades de esta comarca

30-10-2017Meneame

EDGAR VIVÓ / JAVIER PINÉS En la Ruta Híbrida del mes de octubre ponemos rumbo a una de las zonas maás emblemaáticas de toda la Costa Blanca, el municipio de Guadalest, y más concretamente a El Castell de Guadalest. Y lo hacemos a los mandos del Kia Niro Híbrido Enchufarle, un coche con todas las ventajas del modelo original pero con más potencia y autonomía eléctrica.
El propulsor eléctrico del PHEV respecto al Niro ´normal´ es 17 caballos más potente con un total de 60,5 cv. Lo que no varía es el motor de gasolina de cuatro cilindros y 1.6 litros, que genera los mismos 105 caballos.

Lo curioso es que a pesar del mayor empuje de la unidad eléctrica, tanto la potencia como el par máximo del sistema del ´Enchufable´ es exactamente igual al del Niro, con 141 cv y 265 Nm. Después explicaremos como a pesar de esta igualdad, se nota más brío en el PHEV. Donde sí aventaja el nuevo Niro a su hermano es en la autonomía eléctrica, que la marca sitúa por encima de los 55 kilómetros, aunque sobre el asfalto es muy complicado lograr esta cifra, como pudimos comprobar durante el trayecto.

Arrancamos en silencio
Tras estudiarnos a fondo la teoría, pasamos a la práctica desenchufando al Niro de la corriente eléctrica y poniendo rumbo a el Castell de Guadalest, la capital del valle que toma el nombre del río que lo recorre y está bordeado por las sierras de Aitana, Serrella y Xortá, recogiéndose sus aguas en un embalse cercano a la villa. Para llegar hasta esta localidad decidimos tomar la A-7 y posteriormente la CV-40 hacia la CV-790 para poner a prueba el Niro Enchufable en distintos contextos y carreteras.

Lo primero que hay que saber de los ´enchufables´ es que por defecto recurre al motor eléctrico y sólo cuando se agotan las baterías pasan a comportarse como un híbrido ´normal´, cargando parte de éstas a través de las frenadas regenerativas. Así iniciamos la ruta en silencio y sin emitir un gramo de gas contaminante, no sólo por la ciudad hasta coger la A-7 sino también por la propia autovía. Y es que en vigoroso motor eléctrico del Niro PHEV no sólo es capaz de mover con soltura el coche sino también hacerlo hasta velocidades cercanas a los 140 km/h. Con este dato no es de extrañar que como decíamos anteriormente sea muy complicado alcanzar los 55 km de autonomía que promete la marca.

Con más de 45 kilómetros recorridos en modo 100% eléctrico se agotan las baterías y pasamos a un modo híbrido ´convencional´, momento en el que volvemos a sentir aquello que ya descubrimos con la Ruta Híbrida realizada previamente con el Niro original, que sin duda la utilización de un cambio de doble embrague es una de las principales ventajas de este modelo respecto a otros híbridos del mercado. Con él se elimina esa sensación de aceleración en vacío de otras tecnologías alternativas y se disfruta de una excelente combinación entre eficiencia y prestaciones.

Con las pilas algo recargadas por decidimos abandonar la autovía y disfrutar de las carteras como la CV-40, CV-60 y CV-70 que recorre preciosas localidades Cocentaina, Benilloba, Bensau Es en este momento cuando echamos un primer vistazo al ordenador de a bordo y observamos que gracias a recorrer casi la mitad del trayecto sin recurrir a la gasolina, el consumo medio se sitúa por debajo de los cuatro litros a los cien kilómetros recorridos. A medida que seguimos nuestro camino hacia el Puerto de Confrides, esta cifra se eleva pero de nuevo sin alejarse de los 4 l/100 km.

Es en este punto donde, como citamos anteriormente, descubrimos cómo sin ser más potente en la ficha técnica, el Niro Enchufable ofrece más prestaciones que el original. Y es que la al ofrecer más caballa eléctrico con su entrega total e inmediata de par, hace que este coche sea más contundente en sus reacciones, algo que se agradece en una carretera tan revirada y divertida como la de este puerto.

También aprovechamos el puerto para probar una faceta menos conocida de este vehículo: el modo ´sport´, que se activa al llevar la palanca de cambios al la zona de control manual/secuencial. Si ya nos gustaba autosugestionado, este cambio de marchas de seis relaciones y de doble embrague nos acabó de conquistar al controlarlo por completo. de este modo se puede aliviar antes al motor, ya que tiende en algunos casos a apurar en exceso las marchas.

Asalto al castillo
Dejando atrás en la CV-70 otras localidades como Benifato y Benimantell llegamos finalmente a Castillo de Guadalest. La mayor singularidad de esta población es su ubicación urbana ya que el casco antiguo se encuentra en lo alto de una peña sólo accesible a través de una oquedad abierta en la propia montaña. Este pueblecito ha transformado totalmente su tradicional actividad agrícola y se ha volcado al turismo. Todo el pueblo es un atractivo turístico con sus tiendas de regalos y artesanía, los más pintorescos museos de la provincia y una privilegiada ubicación física plasmada en unas magníficas vistas sobre el valle y el embalse de Guadalest.

Pero sin duda, la joya de esta población es la Fortaleza del siglo XI.Creada por los musulmanes, se encuentra situada sobre la roca en la parte más elevada del municipio. Tuvo un papel muy importante a lo largo de la Edad Media y Moderna, gracias a su situación estratégica. Los terremotos de 1644 y 1748 y la voladura que sufrió en 1708 en la Guerra de Sucesión fueron los culpables de su destrucción, aunque sigue guardando a día de hoy todo su encanto.

A los pies del embalse
Tras serpentear con el Niro Enchufable las estrechas y encantadoras calles de esta localidad sin contaminación alguna gracias al modo 100% eléctrico decidimos visitar otro punto de referencia de esta localidad, el embalse. No sólo bajamos hasta su misma orilla sino que a bordo del Niro PHEV cruzamos su imponente presa 236 m de longitud, llegando incluso hasta sus propias faldas donde gozamos de una vista privilegiada de sus 94 metros de altura.

De vuelta a Valencia
Después de recorrer en coche y a pie el pueblo, los senderos y los innumerables rincones y atractivos que ofrece esta población, decidimos poner rumbo de vuelta a Valencia. Es entonces, con el cansancio de las jornadas a cuestas cuando sale a relucir esa otra parte hasta ahora no tan valorada del Niro: su excelente confort de marchas. No sólo por la calidad de vida a bordo que permite la conducción eléctrica con su silencio y suavidad; la extensísima dotación tecnológica de la que puede disfrutar este modelo en el apartado del confort, la seguridad, el infoentretenimiento y la conectividad; sino principalmente por el gran trabajo realizado por los ingenieros en un chasis que hace disfrutar de un rodaje placentero gracias a un tarado de suspesiones extraordinariamente equilibrado. Estas características invitan a los usuarios del Niro a emprender largos trayectos con él, una faceta en la que sin embargo sale a relucir el que puede ser el único handicap del modelo ´Enchufable´, un maletero que por el mayor volumen de las baterías pasa de los 401 litros a 324 del PHEV. Eso sí, a cambio se goza de un consumo paupérrimo, ya que finalizamos este largo y exigente viaje con una insuperable media de consumo de tan sólo 4,1 l/100 km.

Con todo, hemos de decir que por calidad, precio y prestaciones, el Kia Niro Enchufables es sin duda una de las mejores elecciones del actual mercado si se quiere empezar a gozar ya de las ventajas que ofrece el mundo ´eléctrico´.

Restaurante Mora
El restaurante Mora en la localidad de Guadalest es un local familiar, donde se combina la cocina tradicional con toques contemporáneos. Se recomienda especialmente los arroces de temporada. Este restaurante es toda una invitación para degustar de una cocina de mercado, típica Alicantina. Restaurante Mora renace ahora tras 30 años de dedicación de la familia Mora a los fogones. Uno de sus secretos además de su excelente cocina es el trato cercano y familiar que ofdrecen sus responsables, que te hacen sentir como si comieran en tu propia cassa. www.tempsdeinterior.com




 

Cases Noves
Si se desea disfrutar a fondo de Guadalest para conocer a fondo cada uno de sus rincones, lo más recomendable es dormir en uno de los hospoedajes que brinda esta localidad, entre los que destaca Cases Noves, una casa con encanto de principios del siglo pasado. Una cuidada reforma ha permitido crear espacios confortables y pensados para que sus huéspedes se encuentren como en casa. Ubicada a sólo 30 minutos de las playas de Altea y Benidorm, en un entorno natural óptimo para realizar todo tipo de actividades y disfrutar de una amplia oferta complementaria. www.tempsdeinterior.com



 

Comparte esta página

MOTO GP

Moto GP

Moto GP 2014

Sigue en directo el mundial de Motociclismo y mantente informado con las últimas noticias de actualidad.

CONCESIONARIOS VALENCIA

Coches Valencia

Encuentra tu concesionario

Conoce toda la actualidad de las principales marcas en Valencia y descubre las últimas novedades y lanzamientos.