EXTRA MOTOR

Plan MOVALT: todo sobre las nuevas ayudas a la compra de coche eléctrico

El IDAE destinará 20 millones a incentivar la compra de vehículos impulsados por energías alternativas

25.11.2017 | 08:22
Hay una escasa oferta de infraestructuras de recarga.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha aprobado el Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (MOVALT). La validez de estos incentivos, años atrás dirigidos a revitalizar el mercado del automóvil y la actualización del parque automovilístico por innovadoras propuestas más seguras y eficientes en términos medioambientales, se convierte ahora en fundamental para contribuir a reducir las emisiones de CO2 y otras partículas contaminantes a través del desarrollo de la movilidad eléctrica.

El nuevo programa de ayudas se enmarca en una nueva propuesta de actuación presentada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) con un presupuesto de 35 millones de euros. La entidad encargada de su tramitación y dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, destinará una partida de 20 millones de euros a incentivar la compra de vehículos impulsados por energías alternativas entre las que se encuentran el GLP, gas natural, los eléctricos y los de pila de combustible.

LAS AYUDAS DEL PLAN MOVALT


  • 20 millones de euros para la compra de vehículos propulsados por energías alternativas
  • 15  milones para infraestructuras de recarga eléctrica
  • Vehículos que se benefician de las ayudas: Aquellos propulsados por GLP,Gas Natural o bifuel gasolina-gas,eléctricos y por pila de combustible
  • ¿Cuánto es la cuantía por vehículo?:Varía entre 500 y 18.000 euros en función de la categoría(moto,cuadriciclo,turismo,furgoneta y camión)y la motorización(eléctrico,gas natural,auto gas o pila de combustible)
  • Condiciones para la financiación: Los vehículos adquiridos deben ser nuevos o con una antigüedad inferior a nueve meses. Los beneficiarios podrán ser particulares,autónomos,PYMES,empresas y administraciones públicas.

El resto del importe previsto en los Presupuestos Generales del Estado servirá para impulsar la infraestructura de recarga tanto pública como privada en zonas de estacionamiento de empresas, así como en las de uso público no residencial. Del mismo modo subyace un interés por parte del ente por diversificar las fuentes energéticas en el transporte y disminuir la dependencia de los combustibles fósiles así como el de apoyar proyectos de investigación y desarrollo en el marco de la movilidad eléctrica.

Respuesta a una necesidad


Uno de los principales objetivos de este nuevo programa de actuación es hacer desaparecer una de las principales preocupaciones del cliente que se inclina por la compra de un vehículo eléctrico como es la escasa oferta de infraestructuras de recarga. La demanda de estos coches existe y aunque aún es incipiente, los últimos datos de mercado reflejan un interés cada vez mayor por este tipo de propuestas con cifras de matriculaciones que prácticamente duplican a las del ejercicio anterior.

La importancia en la puesta en marcha de estos incentivos es una cuestión de primer orden no sólo como herramienta en la lucha contra el cambio climático, sino como vía para el desarrollo tecnológico y la innovación en una industria como la automovilística, de gran trascendencia en nuestro país.

El compromiso de los fabricantes, ampliando el catálogo de modelos, aumentando la autonomía efectiva y abaratando los costes de adquisición, es una realidad. La eficacia de estos estímulos dependerá, en buena medida, de su continuidad en el tiempo y la necesidad de responder en cada momento a la creciente demanda existente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine