Medio ambiente

T&E pone fecha al último motor de combustión interna en Europa

Esta organización indica que el sector transportes es el "peor problema" para el clima de la UE

24.11.2017 | 12:27
T&E pide el fin de los motores de combustión.

La representante en España de la federación europea Transport and Environment (T&E), Isabel Büchell, ha asegurado que el nuevo paquete de movilidad impulsado por la Comisión Europea, en el que se fija un objetivo de reducción de emisiones del 30% para 2030, es una "oportunidad perdida" para el sector de la automoción y un "regalo" para los fabricantes de automóviles, subrayando que en 2035 se debería vender el "último" motor de combustión interna.

"El paquete de movilidad es una oportunidad perdida. El pasado 8 de noviembre la Comisión Europea hizo un gran regalo a la industria del automóvil. Fija niveles de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) poco ambiciosos, ya que el 30% que sugiere para 2030 es solo la mitad de lo que en realidad se necesita", ha señalado durante la jornada debate 'El futuro de los coches en España', organizada por T&E.

En este sentido, ha recalcado que el principal problema respecto a la contaminación es la "falta de ambición" del Ejecutivo comunitario, así como que cada gramo de CO2 no ahorrado a nivel europeo deberá ser cubierto por medidas nacionales si se quieren cumplir los objetivos climáticos fijados en el Acuerdo de París.

Además, Büchell ha explicado que el sector transportes es el "peor problema" para el clima de la Unión Europea, ya que supone el 23% del total de emisiones de dióxido de CO2 (el 27% si se incluye el transporte marítimo y aéreo). "Desde 1990, las emisiones de CO2 de este sector no han disminuido", ha apuntado.

Ante esto, la representante de T&E en España ha subrayado que cada Estado miembro deberá afrontar medidas específicas y que en 2035 se debería vender el "último" motor de combustión interna. "Los vehículos de cero emisiones deben ser parte de la respuesta. Se necesita más inversiones en electrificación y la descarbonización de la flota", ha indicado.

Por otro lado, Büchell ha destacado que para T&E el gas "no es una opción" para lograr los objetivos climáticos propuestos por la CE, debido a que es "ineficiente" para reducir la contaminación y tiene un "alto coste para la sociedad". "Es una calle sin salida. La carga eléctrica es la mejor opción", ha matizado.

"Se debe lograr una transición. Si no se consigue un cierto nivel de ventas de vehículos limpios en Europa para 2025, estos serán importados de China y tendrán un impacto negativo tanto a nivel económico como laboral. En resumen, el Parlamento y el Consejo Europeo deberán reforzar la propuesta para garantizar sus propios objetivos", ha concluido.

Plan de movilidad


Por su parte, la miembro de gabinete en la Comisión Europea de Acción por el Clima y Energía, Silvia Bartolini, ha explicado que el sector de la automoción va a cambiar en la próxima década "mucho más" que lo ha hecho en los últimos 40 años, y que afronta dos grandes retos: la descarbonización y la digitalización.

La nueva legislación que el Gobierno Comunitario presentó el pasado 8 de noviembre tiene como principal objetivo alcanzar una reducción de las emisiones de CO2 del 40% para 2030, así como aumentar el bienestar de los consumidores, mejorando la calidad del aire y estableciendo un precio más asequible para vehículos propulsados por combustibles alternativos.

"La transición hacia vehículos limpios ya es una realidad, y nuestros competidores tienen ventaja. En China, por ejemplo, ya hay un millón de vehículos 'limpios' en el mercado. Tenemos que liderar en este campo si no queremos perder cuota de mercado", ha añadido.

Finalmente, Bartolini ha anunciado que en 2018 la CE presentará otro paquete de medidas centrado en la digitalización, con el que Europa abordará las dudas que plantean los coches conectados y autónomos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine