El PSG, con Nasser Al-Khelaïfi a la cabeza, ha decidido dar volantazo a un proyecto que quiere ahora dotar de una mayor identificación con París y con Francia.

La fórmula de fichar año tras año a grandes estrellas no funciona, y el objetivo principal de ganar la Champions League sigue sin conseguirse. Es por ello que, para lograr esa identificación con la grada que ahora apenas se da, ha sido clave conseguir la renovación de Kylian Mbappé hasta 2025.

El delantero francés está llamado a ser el gran referente de un proyecto en el que, por encima de todo, ha sorprendido el cambio de discurso de Nasser Al-Khelaïfi.

"Los que no encajan en el proyecto tendrán que irse. Algunos se han aprovechado de la situación. Ahora eso se ha acabado. Queremos jugadores que quieran al club, que quieran luchar, que quieran ganar. Y queremos que esta mentalidad se propague en todo el club", aseguró en una entrevista con 'Le Parisien'.

A excepción de Mbappé, parece que es un claro mensaje a sus estrellas, sobre todo a Neymar y Messi. Ambos jugadores han rendido muy por debajo de las expectativas y sobre todo de su salario, por lo que este mensaje podría colocarles en la rampa de salida del club parisino.

Y es que el objetivo de Nasser Al-Khelaïfi "es no tener más que jugadores parisinos en nuestro equipo. Hay muchos talentos en nuestra región. Los mejores jugadores de nuestra región merecen jugar en el PSG. Eso tardará tiempo, pero es un objetivo".