ÚLTIMA HORA
GP DE EUROPA

Balcones y terrazas siguen con el cartel de ´se alquila´

La demanda ha disminuido sensiblemente este año y muchos de los balcones al circuito están vacíos.

21.08.2009 | 19:59

Gran parte de los balcones y terrazas con vistas al circuito urbano de Valencia, que acoge este fin de semana el GP de Europa de Fórmula Uno, permanecen vacíos debido a que la demanda de su alquiler ha disminuido este año, han constatado a EFE varios de los propietarios de estas improvisadas gradas.

Los particulares son los que más han dejado de ocupar estos lugares, mientras que los alquileres que mejor han funcionado son los ofrecidos a empresas o grupos, en los que, además de las vistas al circuito, incluyen un servicio de 'catering' y propuestas paralelas como visitas a la Albufera o conducir durante 20 minutos al volante de un Ferrari.

La crisis no ha hecho una excepción con la celebración de la competición automovilística y muchos propietarios de estos balcones han decidido que sea la familia la que finalmente disfrute de las vistas a la carrera el próximo domingo, dado que no han conseguido alquilar sus espacios o no al precio que pretendían.

Éste es el caso de un vecino que ofertaba su balcón "para dos o tres personas" en la calle Doctor Juan José Dómine de viernes a domingo "por unos 250 euros por persona".

Ayer, en la víspera del comienzo de los entrenamientos, todavía muchos de los propietarios estaban negociando la posibilidad de alquilar sus balcones, terrazas o miradores.

Otro propietario, que posee un mirador frente a las tribunas en la zona de la Avenida de Francia, ha explicado a EFE que a última hora es cuando se ha interesado "más gente" por el alquiler, aunque ha insistido en que "el año pasado funcionó mejor" y que ha disminuido la demanda.

Disfrutar de la carrera en este mirador frente a la dársena cuesta unos 220 euros con 'catering' incluido, a la sombra y con aire acondicionado, "y además los aficionados dispondrán de un televisor con el que se puede seguir la evolución de la carrera", comenta orgulloso.

"Lo que más se vende es la comodidad", nos dice, ya que el precio de las entradas de venta al público en taquilla oscila entre los 100 euros -sin derecho a asiento- a los 480 euros -en la zona principal-, "pero al sol y pasando calor", apunta.

Se da la circunstancia de que la demanda ha disminuido a pesar de que los precios de alquiler de estos lugares han bajado respecto al año pasado, cuando algunos balcones para los tres días, entrenamientos y carrera, llegaron a alcanzar los 20.000 euros.

Además, no sólo ha menguado la demanda de alquileres, sino que también lo ha hecho la duración de la estancia de los aficionados, se quejan los propietarios de los miradores en alquiler, porque, según dicen, la mayoría viene "sólo el domingo", a la carrera, mientras que el año pasado vinieron a los tres días de competición.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte