RCD MALLORCA

Tormeu Vidal, nuevo presidente del Mallorca

El abogado ha asumido "muy emocionado" el nuevo cargo de máximo mandatario del club.

14.08.2009 | 17:36

El abogado Tomeu Vidal es desde hoy el nuevo presidente del RCD Mallorca, un cargo que ha asumido "muy emocionado" y agradeciendo "la confianza exagerada" mostrada hacia él por parte de los nuevos propietarios de la entidad, los hermanos Luis y Javier Martí Mingarro, dueños de Safir.

Hoy se ha celebrado la junta universal de accionistas de la entidad y posteriormente se ha reunido el nuevo consejo de administración en el que será consejero delegado Javier Martí Asensio -hijo de Javier Martí Mingarro-, quien ha sido definido por Vidal como "el que manda", durante la rueda de prensa de presentación de los nuevos cargos.

En el terreno deportivo, Martí Asensio ha anunciado que "se van a incorporar jugadores" en los próximos días, con la intención de "hacer una campaña más tranquila que la del año pasado" y ha señalado que no está previsto ningún otro cambio relevante, ya que Nando Pons seguirá siendo "la persona fuerte en materia deportiva".

"Queremos hacer una campaña, y creo que lo vamos a conseguir, más tranquila que la del año pasado, porque en diciembre la cosa estaba un poco complicada y el equipo, con los jugadores que traigamos, debe estar en media tabla arriba el primer año", ha asegurado el nuevo consejero delegado de la entidad, quien ha augurado que habrá plantilla "para pasar un año muy tranquilo y sin riesgos de la Segunda División".

Martí Asensio, empresario de 34 años, ha afirmado que "hay una gran plantilla, un gran cuerpo técnico, el vestuario está muy unido y faltan pequeños retoques", de los que se ha comprometido a que vengan "y pronto".

"Este año tranquilidad, estabilidad, llegar, aterrizar y sin descuidar que desde el primer día vamos a ver muchos jugadores, para el año que viene tener un equipo lo más potente posible porque a mí me haría mucha ilusión jugar la UEFA y por qué no la Champions", ha augurado Martí Asensio.

Preguntado por las incorporaciones al equipo previstas, el nuevo consejero delegado ha rechazado dar nombres por "no poner en peligro ningún fichaje", pero ha dicho que puede haber "tres o cuatro refuerzos, cinco o dos.. o los que puedan venir".

Por su parte, Vidal ha abundado en que "tras una primera parte de la liga complicadísima" en la pasada temporada, para ésta "el esfuerzo será extraordinario para que el equipo siga en Primera División".

El nuevo presidente, abogado de 47 años, no es socio del Mallorca, pero sí "gran aficionado", según ha declarado a EFE.

Vidal ha detallado que el nuevo consejo de administración cuando con dos vicepresidentes, Javier Martí Mingarro (uno de los nuevos propietarios del club junto a su hermano Luis) y José Miguel García como vicepresidente segundo, y los vocales serán Miquel Vaquer Gelabert, María Antonia García Sastre y Alejandro García Mas.

El nuevo presidente ha resaltado que el organismo cuenta "con un equilibrio entre los nuevos consejeros que son dos" y los dos miembros del anterior consejo de administración -José Miguel García y Miquel Vaquer- que continúan. Ha anunciado que se producirán nuevas incorporaciones pero "sin prisa" y a medio plazo.

Vidal ha agradecido "el trato, la confianza y la gestión espléndida" de los anteriores gestores "en un momento especialmente difícil que supieron salvar", así como también "la forma en que se ha producido la entrega del testigo". "Han sido admirables", ha zanjado.

Vidal ha explicado que fue elegido por los nuevos dueños de la entidad para ocupar la presidencia y ser "el representante de la propiedad" en el consejo de administración después de haber sido "el abogado al que la familia Marti Mingarro encomendó las primeras gestiones para intentar una negociación solvente para la compra de este paquete accionarial".

Según Vidal, su cargo será "institucional" y consistirá en "cumplir las funciones de abogado respecto de la propiedad y funciones de representación respecto a la institución".

Preguntado por cuál será su capacidad de decisión, Vidal ha dicho que poder "decir las cosas al oído" a los propietarios será una de sus funciones "mas importantes", algo "poco institucional y que tiene mucha influencia".

El nuevo presidente, que el sábado dijo que no se veía ocupando dicho cargo, ha declarado que está "empezando" a verse en él, y que ha aceptado dicha responsabilidad por "el cariño, la confianza" y también "la vinculación personal" desde hace años con la familia Martí Mingarro.

Preguntado por el rechazo a asumir el cargo por parte de José María Lafuente, quien se perfilaba como posible presidente, Vidal ha explicado que la negativa ha tenido lugar porque "ha faltado tiempo para conocerse" con los propietarios.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte