TERCERA DIVISIÓN- GRUPO XIII

El robo lo sufre el árbitro

Un colegiado suspende el partido al oir por megafonía que un coche había sufrido de un robo: el suyo.

07.09.2009 | 15:21

El árbitro Madrigal Soria suspendió esta tarde por unos minutos el partido que disputaban los equipos murcianos del Jumilla y el Puente Tocinos, de Tercera División, tras oír por megafonía que la policía local buscaba al propietario de un coche, que era el suyo.

La interrupción, que duró algo más de cinco minutos, se produjo cuando se jugaba el minuto 18 de la segunda parte, informaron a Efe testigos presenciales.

En esos momentos, los servicios de megafonía del campo de fútbol de Jumilla anunciaron que la policía local buscaba al propietario de un coche que se encontraba aparcado en las inmediaciones del terreno.

Cuando Madrigal Soria se percató de que la matrícula que anunciaban por megafonía correspondía a su vehículo, paró el juego, y se dirigió a los agentes para saber qué ocurría.

La Policía le informó de que su vehículo había sido objeto de un robo tras romperle una de las lunas, por lo que el árbitro se dirigió a los vestuarios, cogió las llaves del coche para entregárselas a un miembro de la directiva del Jumilla, que se hizo cargo del automóvil, señalaron las mismas fuentes.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte