LEVANTE UD - CENTENARIO

Un futuro por conquistar

El club celebra su 100 aniversario con el problema accionarial en pie pero con la figura de Blasco sobrevolando Orriols como solución

08.09.2009 | 16:17
Un futuro por conquistar
Un futuro por conquistar

«Cien años para honrar, un futuro por conquistar». Es el lema de la campaña de publicidad del Levante para festejar su Centenario, que arranca mañana de manera oficial, y que aporta optimismo a la incertidumbre institucional en la que se encuentra tras un siglo de historia. Cuando otros clubes comienzan a sacar la cabeza de la ley concursal, el granota continúa quemando las hojas del calendario a la espera de que las gestiones del eterno favorito, Antonio Blasco, den sus frutos.

Como pasa desde hace dos años, los movimientos entre bambalinas se suceden, pero el dinero se resiste a emerger y la cuestión accionarial sigue pendiente. Antes del verano, y por mediación de Julio Romero, Pedro Villarroel le ofreció el club a Blasco y lo cierto es que esa vía, lejos de enfriarse, se mantiene como la más consistente de todas.

Recientemente el letrado de Villarroel ha informado a la administración concursal de la existencia de un grupo supuestamente interesado que llegaría de su mano y que está haciendo números. Desde su entorno manifiestan que Villarroel está dispuesto a renunciar a su opción de recompra «por unas migajas» y opinan que el problema no es él sino la falta de propuestas económicas para hacerse cargo del Levante: «Si las acciones que están en autocartera salen a la venta por su valor nominal, el precio son 5,6 millones, más la deuda que existe».
Este movimiento ha llegado en un momento en el que la administración concursal había vuelto a deslizar su voluntad de desatascar la situación por la vía judicial a corto plazo, una amenaza que se repite en el tiempo. Quico Catalán y los concursales trabajan en un proyecto para sacar al club adelante, pero el director general ya ha avisado de que no se dirigirá a las instituciones mientras Villarroel conserve el derecho legal de recuperar el club.

Pese a que según los administradores son varios los grupos que se han interesado por las acciones, lo cierto es que en el entorno levantinista sólo hay conocimiento directo, al margen del de Blasco, del proyecto del SAM. El trabajo de Valentín Serrats para que los minoritarios controlen el club sigue vivo, pese a retrasar su salida a la luz. Sin embargo, parece ir con desventaja.

Las acciones del Castellón
Blasco aún no ha vendido sus títulos en el Castellón, pese a sus reiterados intentos, pero mantiene una comunicación fluida con el Levante y en especial con Catalán, al que ya trató de sumar a sus antiguos intentos. El ex presidente está intentando resucitar sus proyectos urbaníticos —su apuesta era no cambiar de sitio el estadio— y aunque tanto él como su entorno lo nieguen lo cierto es que la entidad granota nunca se ha ido de su cabeza.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte