REAL MADRID

Florentino aprueba las cuentas sin problemas

El presidente solventa con facilidad la primera asamblea de su segunda etapa.

20.09.2009 | 20:37

Florentino Pérez solventó cómodamente la primera asamblea de su segunda etapa como presidente del Real Madrid, en la que los socios aprobaron las cuentas con una deuda de 327 millones de euros, autorizaron a la directiva a pedir nuevos créditos y reclamaron investigar la gestión de Ramón Calderón.

La Asamblea, con el lema "volver a soñar", se abrió con el informe del presidente, que admitió su error al marcharse en febrero de 2006 y expresó su deseo de seducir "con un proyecto deportivo apasionante, fuerte, moderno, seguro y estable", para "aplicar la ecuación Bernabéu al modelo de nuestros tiempos y garantizar fascinación, éxito deportivo y también ingresos económicos".

"El objetivo es fortalecer, rejuvenecer y españolizar la plantilla. Arbeloa nos hace más fuertes en los dos laterales, Xabi Alonso es una vieja aspiración, Granero da personalidad, Cristiano, Kaká y Benzema el talento, la clase, velocidad", dijo tras elogiar el momento profesional del entrenador Manuel Pellegrini para "recuperar el liderazgo en el fútbol mundial y devolver la ilusión del madridismo".

Antes de someter a votación los datos económicos de la temporada pasada y el presupuesto de 2009-2010, Pérez se refirió a sus nuevos proyectos como la remodelación del Santiago Bernabéu para que sea también "el símbolo de Madrid, con una arquitectura de vanguardia", y a la creación de un parque temático del club en Valdebebas.

El presidente cedió la palabra a los socios tras reclamar que se mire al futuro, "sin olvidar el pasado reciente", argumento expresado por varios compromisarios que pidieron que se investigara la gestión de la anterior directiva e incluso que se expulsara como socio a Ramón Calderón, Luis Bárcenas y Mariano Rodríguez de Barutell, conocido como "Nanín".

"Este club tiene grabado el juego limpio. No puede ni debe transmitir al mundo los comportamientos inadecuados de esta última etapa. La Comisión de disciplina está esclareciendo los hechos al margen de la justicia que investiga en dos juzgados las elecciones de 2006 y la asamblea del 7 de diciembre", respondió Pérez.

El turno de intervenciones lo abrió Eugenio Martínez Bravo, aspirante a candidato en las últimas elecciones aunque no se presentó por falta de aval, y lo hizo para dar el voto de confianza del grupo que lidera "Plataforma Blanca" a la directiva, a la que reclamó la modificación de los Estatutos que son "el déficit democrático de la institución".

Aunque la mayoría de los socios se dedicó a darle la bienvenida de nuevo, Florentino Pérez se encontró con la crítica de un socio por no haber podido votar en las pasadas elecciones, el elevado número de directores que han llegado a la entidad y el "espectáculo circense" de la presentación de Cristiano Ronaldo.

"La presentación de Cristiano tuvo una enorme repercusión", dijo Pérez que ironizó con la queja que hizo el arzobispo de Barcelona por el coste del fichaje del portugués. "Mientras él lo criticó, el nuncio de su santidad vino a la presentación de Cristiano. El fútbol es pasión y entusiasmo", dijo.

Pérez no tuvo problemas en admitir que la deuda financiera neta del club es de 327 millones de euros, cifra que a 30 de junio de 2010 pretende reducir a 210, y tampoco en conseguir el sí de la Asamblea a las cuentas de 2008-2009 y al presupuesto para 2009-2010.

907 votos a favor, 18 en contra y 21 abstenciones asumieron un resultado de 407 millones de euros de ingresos de explotación y una inversión de 314 millones -219 derivados de los fichajes de Kaká, Ronaldo, Benzema y Albiol- que eleva la deuda hasta 327 millones.

La propuesta de presupuesto para la presente campaña 2009-2010, con unos ingresos totales de 445 millones (422 de explotación), unos gastos de 426 millones y un beneficio de 19 millones de euros antes de impuestos, también recibió un amplio sí con 954 votos a favor, 14 en contra y 15 abstenciones.

La Asamblea reiteró su confianza en Pérez, al autorizarle para solicitar nuevos créditos y ratificar los ya suscritos el pasado junio con Caja Madrid y el Banco Santander, "por un valor nominal de 151,5 millones de euros reembolsables a lo largo de los seis ejercicios económicos siguientes", según refleja el informe del club.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte