Premier League

Diego Costa ya hace vibrar a la afición del Chelsea

El equipo de José Mourinho lidera la Premier League gracias al acierto del delantero y a las paradas de Courtois

24.08.2014 | 10:00
Diego Costa celebra su gol.
Diego Costa celebra su gol.

El Chelsea venció por 2-0 al Leicester, con un nuevo gol de Diego Costa, el segundo en otros tantos partidos, y encabeza la clasificación de la Liga inglesa de fútbol, con los mismos puntos que el Swansea.

Todo es felicidad en Stamford Bridge, donde no sólo el Chelsea concluye el sábado al frente de la tabla, sino que también se descuelga del Arsenal, que a duras penas empató ante el Everton, tras equilibrar una desventaja de dos goles.

En Goodison Park, Arsene Wenger a punto estuvo de repetir experiencia. Los "cañoneros" goleados en abril pasado por el Everton de Roberto Martúnez (3-0), habían ganado los seis partidos de Liga posteriores y esperaban un séptimo triunfo liguero consecutivo, algo que no logran desde marzo de 2012, pero sólo evitaron la derrota gracias a una afortunada reacción en los últimos siete minutos.

En el arranque del encuentro, jugó mejor el Arsenal hasta que una falta lateral mal defendida ofreció al lateral Seamus Coleman la oportunidad de adelantar al Everton con un gol de cabeza (m.19).

Justo antes del descanso, un error de Per Mertesacker y otro del juez asistente condenaron a los cañoneros. El alemán, demasiado blando, dejó que Romelu Lukaku montase un contragolpe que concluyó con un pase hacia Naismith, que aprovechó su posición adelantada para anotar un gol que no debería haber subido al marcador.

El Arsenal, que pudo verse goleado, reaccionó en el cuarto de hora final, con la entrada al campo del costarricense Joel Campbell y Santiago Cazorla. El español dio a Aaron Ramsey un pase perfecto para que éste anotase (m.83) el primer gol visitante.

Luego, con el Everton asustado ante la posibilidad del empate, el francés Olivier Giroud, que había sustituido al chileno Alexis Sánchez, remató de cabeza un gran centro del español Nacho Monreal y rescató un punto para los de Wenger.

El empate del Arsenal permite que el Chelsea concluya el sábado con el Swansea como único competidor por el primer puesto, pero por detrás de los "blues" por diferencia de goles.

El equipo de José Mourinho lidera el fútbol inglés con una fórmula parecida a la que le dio el éxito al Atlético el curso pasado; gracias a las paradas de Thibaut Courtois y al acierto de Costa.

Contra un Leicester que se lo puso muy complicado en el primer tiempo, los "blues" solventaron el partido con dos acciones puntuales; una parada de Courtois, en un mano a mano frente a David Nugent, y un gol de oportunismo de Diego Costa.

Courtois mostró, en el minuto 55, que mantiene las cualidades que le encumbraron en el Atlético. Su salida a los pies de Nugent, que llegó hasta el borde del área con el balón controlado y sin rivales, marcó un punto de inflexión en el partido.

El Leicester desperdició su oportunidad y el acoso de los londinenses obtuvo su recompensa ocho minutos después, cuando Diego Costa recibió un balón en el centro del área de Branislav Ivanovic, lo bajó con el pecho y se adelantó a la salida de Kasper Schmeichel, impecable hasta ese momento.

El gol de Costa entregó definitivamente el encuentro a los de Mourinho que certificaron los tres puntos con otro gol del belga Eden Hazard (m.77).

Tres minutos después, el internacional español fue sustituido por Mourinho y ovacionado por la grada, con el propietario Roman Abramovich entre los más entusiastas con el rendimiento del exatlético.

El cambio también sirvió para constatar que la salida de Fernando Torres del Chelsea puede estar cerca, ya que Mou optó por el veteranísimo Didier Drogba antes que el español, en un partido en el que, de nuevo, fue suplente Filipe Luis, que no logra desbancar de la titularidad a César Azpilicueta.





Junto al Chelsea, el Swansea sigue en la cumbre, con seis puntos, gracias a un gris triunfo sobre el Burnley, que se decidió por un gol de Nathan Dyer en el minuto 23.

Ronald Koeman, mientras, sigue sin conocer el triunfo en Inglaterra. Su Southampton no pudo más que empatar sin goles contra el West Bromwich, el mismo resultado que firmaron el Aston Villa y el Newcastle, en el partido que abrió la jornada y que los "villanos" no supieron resolver pese a jugar los últimos minutos con un hombre más por la expulsión de Mike Williamson.

El triunfo más holgado lo logró el West Ham en su visita al Crystal Palace (1-3), que sigue a la deriva tras quedarse sin técnico 48 horas antes del comienzo del campeonato.

Abrió la cuenta el argentino Mauro Zárate (m.34) y tres minutos después la amplió Stewart Downing. Pese a que Maroune Chamakh, en el minuto 48, dio alguna esperanza al equipo que hoy dirigió el interino Keith Millen, Carlton Cole, que no marcaba desde febrero, acabó con las dudas.

Enlaces recomendados: Premios Cine