Reyerta en Madrid

El ultra murió por golpes con una barra de hierro

La autopsia señala que Romero Taboada sufrió un traumatismo craneoencefálico y el estallido del bazo

02.12.2014 | 15:56
Imagen de la detención de uno de los implicados.
Imagen de la detención de uno de los implicados.

El seguidor del Deportivo de La Coruña que murió ayer en una reyerta entre ultras del equipo gallego y del Atlético de Madrid sufrió un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado posiblemente por una barra de hierro.

Fuentes de la investigación han informado de que la autopsia practicada a Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, concluye que sufrió "traumatismo craneoencefálico con hemorragia interna y estallido de víscera maciza, bazo, provocado posiblemente con barra de hierro de 2,5 centímetros de grosor".

El seguidor del Deportivo de la Coruña murió en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Clínico de Madrid, donde ingresó con parada cardíaca, tras ser apaleado y arrojado al río Manzanares.

La Policía detuvo a 21 implicados, doce de ellos del Riazor Blues, seis del Frente Atlético, dos de los Bukaneros, y uno del Alkor Hooligans, según ha detallado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Estos arrestados prestan declaración antjavascript:cargarFckEditor('pTexto');e la Policía y se prevé que pasen este martes a disposición judicial, aunque no se descartan nuevas detenciones.

Ocho de los arrestados tienen antecedentes policiales, según han detallado fuentes policiales, que han precisado que el fallecido también cuenta con antecedentes, en concreto nueve entre 2001 y 2013 por -entre otros delitos- riña tumultuaria, daños, contra la salud pública, malos tratos y robo con fuerza y con violencia.

La Policía ha afirmado hoy que no tenía constancia de que decenas de ultras del Deportivo de La Coruña iban a llegar a Madrid con la intención de encontrarse con seguidores del Atlético, ya que se habían retado por WhatsApp y no por redes sociales, y además habían alquilado los autobuses en Lugo y llevaban un coche lanzadera, según han informado fuentes policiales.

Los investigadores sí tenían constancia de que unos treinta seguidores ultras del Deportivo habían adquirido entradas para ver el partido, pero no de que fuesen a desplazarse a Madrid en gran número o que se hubiesen retado con los seguidores del Atlético.

Sin embargo sí lo hicieron, en concreto 130 en dos autobuses que no fueron alquilados en Coruña, sino en Lugo -aunque les recogieron en su ciudad-, y en algún coche.

Además utilizaron al menos un vehículo "lanzadera" que viajaba delante de los autobuses para detectar si había presencia policial, todo ello con la intención de despistar a la Policía y poder llegar a Madrid varias horas antes del partido para encontrarse con los seguidos del Atlético, según las fuentes.

Las médicos forenses que han practicado la autopsia han comprobado que el cuerpo sin vida tenía "golpes exteriores muy evidentes" en la cabeza, cara y zona abdominal que podría haber sido provocados por un objeto contuso.

Entre los objetos que la Policía ha requisado a los participantes en la reyerta figuran una navaja, dos petardos, una bengala, dos tacos de madera, dos guías de madera roja de dos metros, seis palos, un tubo de PVC, diez de aluminio y uno niquelado.

Tras la autopsia, la Policía ha recogido el informe y lo ha remitido al magistrado del Juzgado número 20, que estaba ayer en guardia de diligencias y que autorizó el levantamiento del cadáver. El cuerpo de Francisco ha sido puesto a disposición de los familiares del fallecido.

El cadáver llegará este martes a la ciudad de La Coruña. El cadáver de Francisco Javier R. T., 'Jimmy', saldrá de Madrid a media mañana y llegará por la tarde a la ciudad gallega.

'Jimmy', según ha podido saber Efe, será velado en el tanatorio Albia, en La Coruña, y su cuerpo descansará posteriormente en el cementerio de Feáns.

El seguidor del Deportivo murió el domingo como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado posiblemente por una barra de hierro.

Así se refleja en la autopsia que le ha sido practicada, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Padre de un niño de cuatro años y de una joven de 19, Jimmy fue rescatado del río Manzanares por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y fue atendido en un primer momento por los sanitarios del Samur antes de ser trasladado al hospital madrileño.

Así fue recuperado su cuerpo del río

'Jimmy' se aferró a una cadena que le lanzaron dos policías municipales hasta que dos bomberos se tiraron a por él, lo mantuvieron a flote y lo llevaron, semiinsconsciente, a la orilla.

Eran las 08:58 cuando unos agentes de movilidad alertaron a los servicios de emergencia de una multitudinaria pelea en la ribera del río Manzanares en la que al menos dos hombres había caído al agua, según ha relatado a Efe Emergencias Madrid.

Ambos flotaban junto a la orilla en la que hay un muro de unos cinco metros de altura que no permite salir del agua por esa zona, sino que hay cruzar al otro lado, donde sí hay escaleras.

Los agentes de movilidad ayudaron a salir del agua al hombre que se encontraba aparentemente mejor, que podía nadar y llegó hasta la escalera.

Mientras, el otro hombre, Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', no podía nadar. Estaba, agotado y herido, en una zona cercana al muro en la que no había dónde agarrarse ni por dónde subir, según la misma fuente.

Entonces, dos policías municipales que allí se encontraban le lanzaron una cadena que hallaron en una terraza cercana, con la que estaban atadas unas sillas, para que se agarrase a ella mientras llegaban los bomberos de la Unidad Subacuática del Ayuntamiento de Madrid, ya en camino.

Jimmy se aferró a la cadena, luchando por no perder la consciencia, hasta que unos cuatro minutos después llegaron los bomberos desde su cercana base del Paseo de Santa María de la Cabeza, según Emergencias Madrid.

Dos de ellos se lanzaron al agua y, en el momento en el que lograron sujetarlo, el hombre se desplomó. Los bomberos decidieron llevarlo rápidamente hasta la otra orilla, y lo trasladaron semiinconsciente hasta las escaleras.

Uno de los bomberos lo colocó sobre sus hombros para subir las escaleras, en cuya parte superior esperaban otros compañeros y agentes de la Policía Municipal y de Movilidad.

Nada más dejarlo "en tierra firme" el Samur comprobó que la víctima había entrado en parada cardiorrespiratoria, de la que lo sacaron de camino al hospital. Pero finalmente falleció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine