SEGUNDA DIVISIÓN B

Huracán se muere en plena guerra entre Carlos Sanchis y Toni Hernández

La situación del primer equipo sigue siendo crítica un mes después de la entrada de los nuevos gestores

18.11.2015 | 14:43
Carlos Sanchis junto a Toni Hernández.

Culpables de la actual situación que atraviesa Huracán son las dos partes. Por un lado los antiguos gestores del club, cuya cabeza visible siempre ha sido Toni Hernández, fueron los que decidieron iniciar esta temporada otro ambicioso proyecto pese a no tener garantía de liquidez y confiando en conseguir inversores sobre la marcha. Por el otro, los nuevos gestores han superado el mes ya al frente de la entidad y, al margen de recortar gastos, no han aportado ninguna solución al primer equipo más allá de ir saldando algunos atrasos en fútbol base, han empeorado las condiciones laborales del primer equipo y siguen sin ofrecer garantía alguna de la llegada de los hipotéticos inversores potenciales con los que dicen haber negociado en las últimas semanas para salvar al club.
Sea como fuere, lo bien cierto es que actualmente no hay marcha atrás. Con el cambio de junta directiva „pese a no haber ningún documento de transacción alguna„la nueva cúpula (que hace dos días a un paso estuvo de abandonar cuando los futbolistas del primer equipo empezaron a denunciar la falta de soluciones, algo que dejaría el barco a la deriva) ha asumido derechos y obligaciones, si bien su fractura con la primera plantilla ahora es total. La percepción que tienen los jugadores del primer equipo es que el objetivo es dejarlos morir lentamente y focalizar todos los esfuerzos en sanear y explotar la cantera. Escoció que el propio presidente Carlos Sanchis acudiese a Torrent a abonar cantidades a técnicos de fútbol base y que ni tan siquiera se dirigiese a los jugadores del primer equipo (de hecho tuvo un rifirrafe puntual con uno de ellos que le exigió soluciones en un lance tenso).
En el fuego cruzado entre Carlos Sanchis (actual presidente y miembro de la gestora) y Toni Hernández (antiguo presidente), el equipo sigue desangrándose. Los nuevos acusan a los anteriores de de haber dejado un agujero económico de dimensiones descomunales en el que cada día que pasa descubren nuevos descubiertos y deudas, algo que ahuyentaría potenciales inversores. Los antiguos no entienden para qué han entrado los nuevos si no aportan absolutamente nada... y el enfrentamiento es ahora más enconado que nunca.
El último episodio ha sido la acusación de la existencia de una empresa encargada de cobrar las cuotas a los jugadores de fútbol base de la entidad y de la que sería apoderado Toni Hernández, que habría apremiado a los padres de los futbolistas para cobrar uno de las mencionados pagos tras la salida del ya expresidente. La directiva saliente, por su parte, esgrime que esa cuota (la primera) se cobró antes de su salida, con conocimiento de los nuevos gestores y que, paralelamente, esa misma empresa estuvo acometiendo gastos corrientes del club y de inscripción de toda la escuela para poder competir (en poder de SUPER obra un listado detallado de los mismos). Los gastos afrontados por esa empresa multiplicarían por dos las cuotas que, además, sido devueltas por los padres.

Autobús y comida... por lo menos
Huracán, por lo menos, tiene autocar para desplazarse a Alcoi. Pese a la deuda contraída por la entidad con la empresa de transportes (Autocares López SL), fuentes del club han asegurado que ya se ha tramitado la contratación del autobús para este domingo, lo que implica que los jugadores, al menos de momento, no tendrán que coger sus vehículos particulares para desplazarse (que era algo que han llegado a temer). Además, está previsto que el equipo coma junto también antes de partir por carretera en el lugar habitual de Torrent donde ya lo hizo anteriormente desde la llegada del grupo gestor para reducir gastos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine