ÚLTIMA HORA
PRIMERA REGIONAL

¡Al Senyera le caen 43 partidos!

El campo será clausurado y cinco futbolistas, sancionados por la agresión al árbitro

08.04.2016 | 18:31
Una panorámica del partido antes de los incidentes.

El Comité de Competición de Primera Regional se ha reunido para analizar el acta de la agresión al colegiado Jordi Carbonell Ponsoda en el partido Senyera-Moixent del pasado viernes perteneciente a la jornada 25 del grupo VI de Primera Regional y el resultado de la vista, en global, son 43 partidos de sanción entre castigos a jugadores y clausura de campo, así como 75 euros de multa económica al club.
El Senyera CF optó por no presentar ningún tipo de alegación al acta redactada por el colegiado, pese a que desde el club se ha defendido que algunos de los hechos narrados no eran verdad. Eso ha hecho que el comité haya podido entrar a juzgar los hechos íntegramente y no abriese ningún periodo adicional para alegar... y el resultado ha sido demoledor.
Lo que aparentemente es más suave son los 75 euros de sanción económica que se le han puesto al club por incidentes de público (cabe recordar que el colegiado habla de bengalas, bebidas alcohólicas dentro del recinto y una invasión de campo de los aficionados locales) así como un único partido de cierre del campo, si bien el comité justifica el castigo esgrimiendo que se trata de «hechos graves o muy graves» y eso está tipificado con una horquilla de uno a tres partidos de clausura. Si a eso se añade que no había precedentes, se ha aplicado el mínimo dentro de la horquilla.
La parte más dura del castigo viene con los jugadores del conjunto local ya que Omar Marcos Vidal, el jugador del Senyera CF que según el acta le pega una patada en el tobillo al árbitro, ha sido sancionado por su agresión con 25 partidos sin jugar de forma taxativa. Tras él está Lluís Montero Roca, quien por insultos, vejaciones y amenazas de muerte ha sido castigado con ocho encuentros.
Pepe Perucho Tomás inicialmente fue castigado con cuatro partidos, pero como el trencilla hizo constar en su informe que «30 minutos después» de los incidentes fue a disculparse, se le ha aplicado un atenuante y la sanción se le queda en dos partidos.
Aitor Espí Poveda fue castigado con tres encuentros, uno por la doble amarilla y dos por los insultos; y por último a Cristian Marrahí Carretero le han caído cuatro partidos por insultos y vejaciones.
El Senyera CF no ha comunicado si recurrirá las sanciones ante Apelación, puesto que ayer esta menuda localidad de apenas 1.200 habitantes, con la presidenta del club, Ceci, al frente, aún estaba aturdida por la repercusión que ha tenido el incidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine