Liga

La Liga, en tres partidos

Barcelona, Atlético y Real Madrid mantienen su pulso por el título tras sus victorias frente a Sporting, Málaga y Rayo

26.04.2016 | 10:07
Suárez, Corea y Bale, goleadores el sábado.

Calendario del Barcelona

  • Jornada 36ª: Betis - Barcelona
  • Jornada 37ª: Barcelona - Espanyol
  • Jornada 38ª: Granada - Barcelona

Calendario del Atlético

  • Jornada 36ª: Atlético - Rayo
  • Jornada 37ª: Levante - Atlético
  • Jornada 38ª: Atlético - Celta

Calendario del Real Madrid

  • Jornada 36ª: Real Sociedad - Real Madrid
  • Jornada 37ª: Real Madrid - Valencia
  • Jornada 38ª: Deportivo - Real Madrid

La pelea por el título de la Liga 2015-2016 avivó su fuego y acentuó la emoción, con los tres aspirantes enganchados a la lucha después de salir airosos de sus respectivos compromisos con dificultad y las fuerzas justas a falta de tres jornadas para el final.

Nadie decayó en esta trigésima quinta jornada. El Barcelona cumplió en el Camp Nou ante el Sporting y protege su liderato. No falló el Atlético Madrid, que sufrió ante el Málaga. Y tampoco el Real Madrid, que evitó su hundimiento de forma agónica en Vallecas.

La sesión reveló que las energías se agotan en este tramo último del curso. Especialmente para los equipos madrileños, que deben dosificar sus esfuerzos entre la Liga y la Champions League, a la que aún aspiran y que afrontan esta misma semana.

El Barcelona logró un triunfo claro (6-0). Pero le costó despejar el partido. Se topó el líder con un rival batallador, presionado por la amenaza del descenso y por las limitaciones de su plantilla.

No tuvo el equipo de Luis Enrique la eficacia de Riazor. Aunque tampoco la ceguera que padeció contra el Valencia. El choque se le puso de cara pronto con un gol de Lionel Messi, pero el Sporting dispuso de ocasiones claras para empatar que marró solo por detalles y falta de puntería.

Después, el acierto de Luis Suárez enterró definitivamente las esperanzas asturianas, desahogó al vigente campeón que prolongó su estancia en el liderato y amplió las expectativas del delantero uruguayo hacia el título de goleador.

Firmó otro póquer el sudamericano en una noche que castigó al Sporting con tres penaltis. Acumula Suárez 34 goles. Ocho en dos partidos que le han erigido en el líder de los anotadores. Con tres ya por encima del portugués Cristiano Ronaldo, ausente en el compromiso de su equipo por una sobrecarga

Neymar completó, en uno de los lanzamientos desde los once metros, las cuentas de la abultada victoria azulgrana.

La goleada del Barcelona recompuso la parte alta de la clasificación, agitada previamente con los partidos del Real Madrid y el Atlético.

El equipo rojiblanco se sostuvo gracias a la irrupción del argentino Ángel Correa como goleador único y decisivo para sacar de un embrollo al Atlético de Madrid, al que sostuvo en la lucha por la Liga con una victoria sufrida e indispensable contra un buen Málaga, capaz de anular durante casi todo el duelo al conjunto rojiblanco.

Tuvo ocasiones que no aprovechó y solo pudo respirar en el tramo final, con la salida desde el banquillo de Correa. Vital para cerrar el quinto triunfo consecutivo en el campeonato y prolongar la presión y el cerco al primer puesto de la clasificación.

El duelo ante el Málaga fue cerrado y estresante para el conjunto de Diego Pablo Simeone. El combinado andaluz no regateó esfuerzos y mantuvo el tipo hasta el final.

Comparte puntaje con el Barcelona el Atlético de Madrid, que contemplan con un punto de ventaja al Real Madrid, el equipo que más padeció este sábado.

El conjunto de Zinedine Zidane, en su primera prueba sin la aportación de Cristiano Ronaldo y con un ojo puesto en el próximo martes y en la visita a Manchester, tuvo que ejecutaren Vallecas un esfuerzo mucho mayor al esperado. Tuvo que remar contracorriente durante bastantes minutos, con una desventaja de dos tantos y la Liga otra vez perdida.

Con un gol de Lucas Vázquez y dos de Gareth Bale, el último a los 80 minutos, consiguió el Real Madrid mantener el pulso por el título. El Rayo Vallecano fue mejor en la primera parte pero terminó agotado físicamente.

Sin Cristiano, lesionado, y con Sergio Ramos y Luka Modric en el banquillo por descanso, el Real Madrid salió al césped de Vallecas con la intención de sumar un triunfo en un campo en el que por sus dimensiones y el aliento de la afición local no lo suele pasar bien.

Nada le salió como tenía previsto y en un cuarto de hora tenía en contra los goles de Adrián Embarba y el venezolano Miku Fedor.

Fue Gareth Bale el que salió al rescate. Fue clave su gol al borde del descanso, que devolvió al Real Madrid al partido. Después, Lucas Vázquez empató y Bale, a diez minutos del final, terminó por iluminar la tarde blanca para y conservar sus esperanzas al título.

El domingo, el empate del Villarreal ante la Real Sociedad (0-0) ha dejado aún abierta la lucha por el cuarto puesto de la Liga y la consiguiente clasificación para la 'Champions', mientras que la pugna por la salvación es cada vez más dura e intensa.

No pudo el conjunto de Marcelino García Toral con el de Eusebio Sacristán en El Madrigal y con ello desperdició la ocasión de dejar sentenciado virtualmente el cuarto puesto, aunque tiene una ventaja importante.

Con nueve puntos por delante, dispone de seis sobre el Athletic y de siete respecto al Celta, si bien el conjunto vigués cierra hoy la jornada ante el angustiado Granada y podría situarse a cuatro.

El Athletic, que jugó el primer encuentro dominical al mediodía, salvó un punto de forma milagrosa ante el colista Levante, al que los errores en los últimos compases le costaron una derrota dolorosa que puede significar ya prácticamente el descenso.

Vencía el equipo valenciano gracias a los tantos de Víctor Casadesús (m.14) y de Xabi Etxeita en propia meta (m.69). Renovaba las esperanzas de salvación, pero los hombres de Ernesto Valverde equilibraron el choque al final gracias a Markel Susaeta (m.88) y Mikel San José (m.90).

Fue un premio quizá excesivo para un Athletic que no jugó un buen partido y un castigo muy duro para un equipo como el Levante que acabó hundido y que ahora tiene, a expensas de lo que ocurra en Balaídos, la salvación a cuatro puntos.

El Getafe también tuvo muy cerca una victoria determinante en su denodado afán por seguir en Primera, pero a la postre se tuvo que conformar con otro empate a dos ante el Valencia.

El conjunto de Pako Ayestarán llegaba lanzado al Coliseum Alfonso Pérez después de haber sumado tres victorias seguidas, lo que le devolvió esperanzas de aspirar a la séptima plaza que puede otorgar la clasificación europea, en tanto que el Getafe se presentaba renacido con su triunfo en San Sebastián.

Dani Parejo, con un gran lanzamiento de falta, adelantó a los valencianistas al inicio del segundo tiempo (m.48), pero la reacción furibunda de los pupilos del argentino Juan Eduardo Esnaider encontró el premio de los goles de Álvaro Medrán (m.59) y del serbio Stefan Scepovic (m.68).

Saboreaba una victoria trascendental el Getafe, la segunda seguida, cuando un error lo aprovechó Álvaro Negredo para hacerse con el esférico, marcharse y servir el empate a Paco Alcácer.

El destino quiso que dos exjugadores del Getafe como Parejo y Alcácer impidieran a su exequipo conseguir tres puntos que le hubieran puesto más cerca de la salvación.

Equipos como Granada, Rayo Vallecano y hasta Espanyol, principalmente los dos primeros, respiraron, porque su situación es complicada y el peligro está demasiado cerca.

La sesión dominical de la trigésima quinta jornada se completó con el siempre atractivo derbi Sevilla-Betis, en el que el cuadro de Unai Emery confirmó su preponderancia ante el eterno rival.

Los sevillistas habían logrado tan solo uno de los últimos quince disputados en la Liga y nada mejor que frenar esa negativa racha en el duelo local, lo que de paso refuerza su confianza para viajar a Ucrania a disputar ante el Shakhtar Donetsk la ida de las semifinales de la Liga Europa y afianza su séptima plaza.

El francés Kevin Gameiro remachó en solitario en un clamoroso error defensivo un envío del francés Steven N'Zonzi para adelantar al Sevilla a los 67 minutos, y trece después Jorge Andújar 'Coke' el capitán del equipo sevillista, zanjó el choque con un potente disparo desde fuera del área.

El Ramón Sánchez Pizjuán contemplo alborozado una nueva victoria de su equipo en el cuarto derbi de la temporada, que comenzó con un empate a cero en la primera vuelta en el Benito Villamarín y siguió con otros dos triunfos de sus jugadores en los octavos de final de la Copa del Rey.

El Sevilla, que languidecía en la Liga mientras se afanaba en la Europa League y esperaba la final de la Copa del Rey ante el Barcelona, aún puede aspirar a mejorar su posición liguera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine