Fichajes

Más de 9.000 aficionados reciben a Jesé en Las Palmas

El futbolista ha asegurado en su presentación que llega para ir "a morir y a luchar por Europa"

31.01.2017 | 23:01
Jesé, respaldado por los aficionados en su presentación.

Miles de aficionados de la UD Las Palmas -más de 9.000, según el club isleño- han vitoreado este martes por la tarde a Jesé Rodríguez en su presentación como flamante fichaje del equipo amarillo para lo que resta de temporada, periodo en el que jugará cedido por el París Saint-Germain (PSG).

"No vengo de vacaciones, vengo a morir y a luchar por Europa", ha dicho el jugador ante los medios de comunicación, antes de saltar al césped, donde le esperaban los aficionados.

Como ocurrió en 2013 con Juan Carlos Valerón, o el pasado verano con Kevin-Prince Boateng, la tribuna del estadio de Gran Canaria ha abierto sus puertas para que los seguidores dieran una calurosa bienvenida a Jesé y le agradecieran el haber elegido al club de su tierra, desoyendo muchas ofertas de poderosos clubes europeos.

Su llegada este mediodía al aeropuerto, en un vuelo procedente de París, ya levantó una notable expectación entre los numerosos medios informativos que se han hecho eco de su fichaje. También, lógicamente, entre los aficionados, con los que ya se ha fotografiado en la terminal de llegadas.

A continuación el futbolista se trasladó directamente a un centro hospitalario de la capital grancanaria para someterse el obligatorio reconocimiento médico y, tras almorzar, llegó su gran momento, el de su presentación oficial, donde le esperaba una grada repleta de simpatizantes, como había pedido su nuevo presidente.

En sus primeras palabras a los medios, el jugador ha dado las gracias a los más de 9.000 aficionados que han acudido a su presentación, así como a la entidad amarilla, y ha sido "muy claro y sincero" al afirmar: "He venido para jugar, para mejorar, a dar todo de mí, a morir. Hay un gran equipo y un gran entrenador. No vengo de vacaciones, sino a intentar alcanzar la zona europea, un sueño que tenemos todos los canarios".

Jesé ha recalcado que siempre ha "respetado mucho" a Las Palmas, ha recordado que iba al antiguo Estadio Insular con su padre, y ahora quiere dejarse "la vida por esta camiseta".

Ha confirmado que su pensamiento era "claro", porque si salía del PSG "era para venir aquí", pese a que había "grandes clubes de Europa" que lo querían, pero el dinero "no da toda la felicidad", y él pretende ser feliz "jugando".

Jesé ha apuntado que no ha podido triunfar en París porque no tenía la necesaria continuidad como titular, porque Unai Emery apostaba "por otros jugadores". Una vez que finalice su periodo de cesión y tenga que regresar a Francia, no sabe lo que pasará: "Ya veremos", se ha limitado a decir.

El nuevo delantero amarillo no se considera un galáctico sino "uno más" que también quiere "aprender" de sus nuevos compañeros, y asegura que se siente "a gusto" en cualquiera de las cuatro posiciones de ataque: "Ya lo hablaré con el entrenador, quiero ayudar al equipo metiendo muchos goles", ha añadido.

Jesé ha insistido en que Las Palmas debe luchar por alcanzar los puestos europeos: "Estamos cerca, es verdad que no es fácil, pero hay que mirar hacia arriba, hay un buen equipo para ese objetivo".

El jugador, que portará el dorsal 10 que dejó el argentino Sergio Araujo, cedido al AEK de Atenas (Grecia), ha sido presentado por Toni Cruz, director general deportivo del club isleño, quien ha dicho que para Las Palmas es "un orgullo" tener a Jesé en sus filas, y ha resaltado el papel "clave" del presidente, amigo personal del jugador, para que fructificase su llegada a la isla.

También ha agradecido al PSG que haya aceptado la operación y ha garantizado a Jesé que está "en el mejor sitio para ofrecer su mejor versión, con el ADN de nuestro estilo de juego", destacando entre sus virtudes la "verticalidad, potencia y capacidad de definición".

Después de atender a los medios de comunicación, Jesé se ha dado un baño de masas con los seguidores amarillos, que han enloquecido cuando el jugador ha besado el escudo de la camiseta. Después ha cogido el micrófono y ha dicho que defenderá "a muerte" el club que lleva "en el corazón", y terminar con el grito de guerra: "Pío Pío".

Jesé, en su día la joya de la cantera del Real Madrid, vio cerrada su progresión en el club blanco por la "BBC" (Benzemá, Bale y Cristiano Ronaldo), y fue vendido el pasado verano al PSG por 25 millones de euros -lo que cuesta toda la plantilla de Las Palmas-, convirtiéndose en el traspaso más caro de un canterano madridista.

Con el conjunto merengue lo ganó todo: dos títulos de la Liga de Campeones, una Liga, una Copa del Rey, un Mundialito de Clubes y una Supercopa de Europa.

Además, ha sido internacional con España en las categorías inferiores desde la sub'16 hasta la sub'21. Con la sub'19 ganó el Europeo de 2012 disputado en Estonia, siendo el máximo realizador del torneo.

Jesé empezará a entrenarse este miércoles en solitario -la plantilla de Las Palmas tendrá descanso- y el jueves lo hará con el grupo, a las órdenes del entrenador cántabro Quique Setién, cuya plantilla da "un salto importante" de nivel con esta incorporación y la del croata Alen Halilovic, quien ya tuvo sus primeros minutos en el partido ante el Valencia, que acabó con victoria isleña por 3-1.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine