CAMBIOS TRAS LA CRISIS

Los 'dueños' del fútbol valenciano

Con Elche y Hércules pendientes del IVF, Ontinyent y Castellón protagonizan las novedades del verano

03.07.2017 | 19:11
Los 'dueños' del fútbol valenciano

Hay románticos que todavía mantienen que el fútbol es de los aficionados, pero desde la llegada de las SAD el fútbol es de los propietarios. Es un dato objetivo. En el fútbol valenciano la propiedad de los clubes se agitó de forma inesperada e indeseada con la crisis coyuntural y ahora ha sufrido cambios sustanciales, sobre todo en equipos menores, que SUPER desgrana en el descanso estival.

En el Valencia CF la cosa está clara. La empresa Meriton Holdings Limited de Peter Lim accedió a la propiedad de las acciones que tenía la Fundació VCF, un 70% del total, previo pago de 94 millones de euros. Posteriormente planteó una ampliación de capital de cien millones a la que él mismo acudió dentro del proceso de suscripción preferente de títulos por parte de los accionistas, haciéndose con el control del 80% del accionariado.

El 14 de mayo de 1997 Fernando Roig adquirió por 72 millones de las antiguas pesetas el 70% de las acciones del Villarreal CF, propiedad de Pascual Font de Mora, y desde entonces ostenta el control de un club en el que él ha asegurado en alguna ocasión que lleva invertidos unos 180 millones.

La ´Fundació Levante UD Cent Anys´ tiene la titularidad del 71% de las acciones del Levante que adquirió gracias a un crédito concedido en el año 2009 por la Caixa Penedés (ahora ´Banco Mare Nostrum´) avalado por el IVF por valor de  5.600.000  euros y que va devolviendo según los plazos establecidos. La Fundación, que acaba de elegir a Vicente Furió como nuevo presidente, adquirió inicialmente el 74% de las acciones quedando el resto en manos de minoritarios, pero tras la última venta de títulos se quedó con el 71% del capital accionarial.

En el Elche se vive la situación más compleja. El 54% de las acciones eran de la Fundación porque fueron adquiridas gracias a un crédito avalado por el IVF que no se devolvió, con lo que los títulos ´regresaron´ de alguna manera al banco de la Generalitat. Es una situación de indefinición. El IVF no es dueño de las acciones, es dueño de un crédito a la Fundación que tiene una garantía, que son las acciones, que ha ejecutado. Ese préstamo salió a concurso y lo ganó la empresa británico-catarí ´Skyline International´, pero el proceso fue recurrido y las acciones, como garantía, están pendientes de la resolución judicial. El consejo, cuyo presidente es el mismo que el de la Fundación, Diego García, propone una ampliación de capital que el IVF ha impugnado — si se llevase a cabo su paquete accionarial dejaría de ser mayoritario— y está a la espera de que el Juez decida. Si se aprueba esa ampliación, Sepulcre, que tiene el 7% del capital social más créditos y es el máximo accionista individual, pasaría a recuperar el control. Hay además planteada una la Junta General de Accionistas en la que se debe aprobar un convenio con los acreedores y que no tiene ni fecha fijada, pero ahora Illueca, en representación de IVF, tiene en su poder la garantía del crédito impagado, que son las acciones, aunque no puede venderlas.

La situación del Elche se asemeja, a mitad camino, a la del Hércules, donde Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez pretenden adquirir por 300.000 euros y a través de una subasta la mayoría accionarial (72%) que regresó al IVF por los impagos del crédito que en su día el banco del Consell avaló. Esa subasta Manuel Illueca ya ha dicho que será en septiembre si el club no presenta la documentación requerida —el patrimonio de la entidad y las cuentas anuales—. El paquete saldría a subasta y se adjudicaría al mejor postor con garantías, que pagaría a cambio de un club que debe abonar 4,3 millones a Hacienda, casi 7 a Bruselas y además debe hacer frente a una deuda de 9 millones con los acreedores ordinaros si logra modificar el convenio. Hay riesgo de liquidación, pero hoy quien manda es Illueca.


La conversión del modesto

El pasado 22 de abril los socios aprobaron la conversión del Ontinyent en SAD y la semana pasada se firmó el acuerdo con ´Elite Sports 2017´, que pertenece al australiano Rodney Meaker y cuya cabeza visible en Ontinyent es el joven Adrián Márquez, para que adquiriesen el 80% del capital social a cambio de 54.000 euros. El resto ha quedado en manos de los socios.

En abril de 2015 el Alcoyano, por su parte, se convirtió en SAD y sus máximos accionistas eran Santiago Pastor, José Jorge Aura, el fallecido Lionel Grau y Juan Serrano (Presidente)a los que luego se unió Miguel Hita (todos ellos tienen un 20% aproximadamente). Recientemente se ha planteado un ampliación de capital con la creación de 20.000 nuevas acciones a 10 euros.

Por último Vicente Montesinos, nuevo presidente del CD Castellón, ha recuperado el control del club. La propiedad de las acciones sigue estando en el aire porque en su día Cruz las adquirió mediante una compra a García Osuna y Castellnou que presuntamente nunca pagó. Cruz ha cedido los derechos políticos de las acciones que tenía (75%) al grupo de Montesinos, Bruixola, Pablo Hernández y Dealbert, pero la propiedad de las acciones sigue en litigio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine