ENTREVISTA

Djené: "Gracias al fútbol estoy salvando a mi familia"

El jugador de Togo confiesa que va en tren a los entrenamientos

12.10.2017 | 19:10
Djené: "Gracias al fútbol estoy salvando a mi familia"

Djené Dakonam (Dapaong, Togo, 31/12/1991, 25 años) es un pilar en la defensa del Getafe. En sólo unos meses, se ha asentado en el centro de la zaga del conjunto madrileño con toda la confianza de su entrenador, José Bordalás. Este sábado tendrá un reto tremendo: enfrentarse al Real Madrid.

El camino de Djené hasta el Getafe no ha sido fácil. En una entrevista con EFE narró su historia llena de esfuerzo, sudor y trabajo hasta llegar a la elite. Es humilde hasta el extremo, no duda en desplazarse en tren para ir a los entrenamientos, buena parte de lo que gana lo destina a su familia y se cuida al máximo para no traicionar todo el esfuerzo que empleó para jugar en Primera División. Es Djené, uno de los jugadores revelación del Getafe.

¿Cómo llegó Djené hasta España?
Empecé en mi país, Togo. Luego me fui a Camerún y allí jugué la Liga de Campeones africana. De allí pasé a Francia, primero al Lens, un mes. Después hice una prueba en el Bastia. Y luego, al Alcorcón, donde estaba Bordalás. El primer año estaba él y el segundo Muñiz. De ahí pasé a Bélgica con un contrato en un club con el mismo propietario del Alcorcón (Roland Duchatelet). Fiché por tres años, pero vine aquí.

¿Su camino hasta llegar a Europa fue complicado?
Ha sido largo y complicado. En África ya tenía esperanzas porque jugué muchos partidos en muchas competiciones. Con la selección también jugué, estuve en la Copa África. Fue un camino difícil, pero es normal.

¿A su familia le costó darle facilidades para hacer deporte en Togo? Aquí en España los chavales tienen de todo, allí a lo mejor sería diferente.
Tengo que darle las gracias a mi padre y a mi madre. Me ayudaron mucho para comprarme zapatillas y equipación. Cerca de donde vivía en Togo había un campo difícil con un entrenador que me ayudó mucho. Empecé a jugar gracias a él. En África tienes que ir al colegio si quieres jugar. Hay que hacer las dos cosas. Yo quería ser futbolista siempre y mi padre trabajó muchísimo para que lo lograra. Trabajaba confeccionando ropa.

¿Tuvo una infancia feliz? ¿Cree que en España necesitan más cosas y en Togo con mucho menos los niños son más felices?
Sí. En Europa es muy fácil jugar. En África no hay buenos campos, encontrar un balón es muy difícil. Pero los africanos tenemos pasión por el fútbol. A lo mejor no tienes comida pero sí tienes para jugar. Es una pasión. Desde que soy pequeño, siempre pensé en fútbol, fútbol y más fútbol.

¿Con quién soñaba? ¿Jugadores africanos como Weah y Eto'o?
Cuando era pequeño quería ser como Iniesta. Es mi ídolo, es la verdad. Y lo es hasta hoy. También me gustaban Eto'o, Weah, Drogba... me inspiran mucho.

¿Qué sintió cuando después de tantos años pasó de jugar en África en campos en muy mal estado a coincidir sobre el césped con Iniesta?
Jugar con mi ídolo para mí es un sueño. Me da autoconfianza y fuerza para hacer muy bien mi trabajo. Estoy muy contento de haber jugado con él. Pero quiero hacer más.

¿Tiene algún ídolo en el Real Madrid?
 No, no lo tengo. Iniesta. Es Iniesta o nada. Desde pequeño.

¿El fútbol ha servido para ayudar a su familia?
 Sí. tengo una familia grande. Mis amigos, padre, madre, son mi familia. También estoy casado y tengo un niño. En África nos gusta la comunidad y vivir juntos. Con mis amigos juego desde que soy pequeño y ahora no trabajan, no hay. Hay problemas. Pero con el fútbol, con lo que gano y ganaré, ayudo a mucha gente.

En una entrevista dijo... "si llego a Primera División salvaré a mi familia". Ahora ha llegado. ¿La ha salvado?
Lo estoy haciendo. Hago todo lo que puedo. Yo no juego sólo para mí mismo, juego para ayudar a más gente.

¿Quién fue su maestro, su mentor, alguien que le ayudara?
Bordalás me dio muchos consejos en el Alcorcón. Muñiz también, tengo mucho respeto hacia él. Me ayudó mucho con el fútbol y con lo de fuera, consejos de familia. Bordalás también. Si tenía un problema, iba al despacho de los dos y los resolvíamos. Por Bordalás tengo mucho respeto, me ayuda mucho dentro y fuera. Cuando estuve en Bélgica, hablamos. Le contaba todos mis problemas. Es un padre o un hermano para mí. No sé si lo que quiere de mí yo se lo doy.

Dijo que soñaba con jugar al lado de Iniesta... ¿también soñaba con jugar ante el Real Madrid cuando era pequeño?
Para mí esto es un sueño. Esto es una motivación para mí. Quería esto. Pensaba en el Real Madrid, en el Barcelona... y he de decir que para jugar contra ellos hay que ser muy fuerte.

¿Un defensa afronta diferente un partido ante el Real Madrid? ¿Su posición es más mental?
Un fallo se penaliza más que el de otra posición. Hay que estar concentrado desde el primero hasta el último minuto. Hay que ser muy listo e inteligente y muy fuerte mentalmente. Hay gente que se equivoca y se puede derrumbar. Y contra el Madrid, en un momento te pueden hacer gol.

Usted se cuida mucho, hasta el extremo. ¿Por qué?
Hay que ser humilde. Si preguntas a algunos jugadores, yo no quiero hablar mucho. Estoy en mi mundo. Concentrado. Pero cuando acabamos fútbol, voy a casa. Soy muy reservado y centrado cuidándome al máximo.

Con lo que le ha costado, descuidarse... ¿sería como traicionarse a sí mismo?
Sí. Soy reservado en algunas cosas. Pero yo estoy contento con mi vida. Ahora estoy esperando a que llegue mi familia y mi hijo. Están en Togo, necesito algunos papeles para que vengan.

¿Qué venga su familia aquí, le hará mucho más feliz que marcar un gol al Real Madrid?
Sí.

¿Admira a algún jugador del Real Madrid que no salga tanto en los periódicos?
 No.

¿Djené tiene algún significado? ¿Algo parecido a Charles-Carlos, John-Juan?.
 Djené significa huevo. En francés, oeuf. Un huevo hay que cuidarlo. Si se cae se rompe. Hay que cuidarse. Me lo puso mi padre. Es un símbolo. Soy un huevo para él. Me cuido mucho, como un huevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine