CHAMPIONS LEAGUE

Más que una gesta, un milagro

El Atleti necesita ganar en Stamford Bridge y que la Roma pinche en su campo para seguir en Champions

05.12.2017 | 12:48
Filipe Luis y Simeone en la rueda de prensa previa al partido.

Según la Real Academia Española de la Lengua, el vocablo ´cruzada´ en su primera acepción habla de expedición militar para recuperar los Santos Lugares. Precisamente Stamford Bridge es una plaza de grato recuerdo para el Atlético. En 2014 vencieron allí por 1-3 para meterse en la final de la Champions League de Lisboa. Los colchoneros tienen en Diego Siemeone su particular profeta, el instigador de su famoso ´Nunca dejes de creer´ y con el renacimiento de su mesías, Antoine Griezmann, con cuatro goles en sus últimos tres partidos, el Atlético se prepara para su enésimo ejercicio de fe. Aunque en esta ocasión conquistar Londres no bastará para dibujar una nueva machada en los anales rojiblancos, puesto que para meterse en los octavos de final de la máxima competición continental necesitarán que el Qarabag puntúe en Roma. Algo harto complicado, ya que los azeríes deben lograr al menos un empate en el feudo capitalino.
Tan hondo ha calado la filosofía del ´Cholo´ Simeone entre la hinchada madrileña que hasta sus vehementes supersticiones son tenidas en cuenta en la cúpula de la entidad. Sin ir más lejos la expedición colchonera se ha hospedado en el mismo hotel que en aquel viaje a Londres en 2014. No obstante y más allá de creencias, la realidad es que el Atlético llega en su mejor momento de este primer tercio de la temporada. Los rojiblancos han pasado de las dudas infinitas y los cantos de sirena de Griezmann al martillo pilón resultadista. Tanto es así que en menos de un mes sueñan con el pase a octavos y con la disputa del título de Liga.
Desde la derrota frente al Chelsea en el Metropolitano —la única esta campaña—, el Atlético enlaza trece partidos sin reencontrarse con ella. Es más, desde el golazo de Griezmann contra la Roma han superado la sequía anotadora con doce goles en cuatro partidos, es decir, una media de tres por encuentro.
Después de tener numerosos problemas para alinear una defensa de garantías, Simeone solo tendrá la baja de Juanfran para medirse al Chelsea. Así que se espera que forme con el once de gala con Gameiro acompañando a Griezmann en punta y con la rocosa línea de cuatro (Koke-Saúl-Gabi-Thomas) en la zona ancha. El argentino alineará a Giménez en la derecha para resolver la ausencia del lateral de Crevillent, ya que Vrsaljko tiene la puerta abierta para enero.

Por su parte, el Chelsea, que hará rotaciones, pero las justas, se acomoda para recibir al Atlético con los deberes hechos y con la idea de eliminar a un rival por el título.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Ranking de la liga

Enlaces recomendados: Premios Cine