02/05/2016

Desde su palco de cristal

Lim pudo ver la decepción de Mestalla, en el fondo el éxito del Villarreal tiene que ver con el fracaso de su proyecto

03.05.2016 | 10:21
Desde su palco de cristal

Por mucho que el Sevilla había perdido, el objetivo este domingo no era ya Europa. Del último tren se bajó el Valencia con el empate en Getafe. El objetivo era otro, menos pragmático, más romántico. Era demostrar a toda esa gente que te ha apoyado cuando menos lo merecías que eres capaz de darlo todo hasta el final aunque solo sea por ellos, por darles una alegría, por no hacerles pasar el trago de ver al Villarreal celebrar su éxito en el césped de Mestalla. Medio estadio, de hecho, no llegó a verlo, se había marchado mucho antes de que acabara el partido. La decepción es profunda, mucha gente se había enganchado y esperaba ver algo distinto en este final de temporada, la sorpresa es que el equipo ya ha bajado el telón y la da por terminada. La fuerza se les fue durante la semana dando entrevistas, en el campo mandó el equipo de Marcelino jugando a medio gas. Suerte para el jueves en Liverpool, aunque ese equipo tiene argumentos de sobra para no tener que recurrir a ella.

Señor Lim
Toda esa desilusión es la imagen que pudo ver en su regreso a Mestalla Peter Lim desde su palco de cristal, donde nada es como le habían contado o como soñó que iba a ser. El éxito del modelo Villarreal tiene mucho que ver con el fracaso de ese otro modelo que el propietario introdujo el pasado verano en su Valencia CF. Mal asesorado por su reducida corte de consejeros, aunque en el fondo la culpa no es de nadie más que suya. Trabajo tiene para levantar esto, mucho Atila ha querido meter en su Valencia para que vuelva a crecer la hierba. Y sigue.

Pako
Veremos hasta dónde afecta esta derrota y la imagen que dio el equipo a Pako Ayestaran, si es que de verdad y más allá de lo que conviene decir en cada momento alguien se estaba o está planteando renovarlo. No es que sea ningún disparate confiarle el proyecto, pero cuesta creer que el dueño esté convencido de ello. Ahora, hoy, es cuando las palabras tienen valor de verdad, en cualquier caso mucho más que después de ganarle al Barcelona en el Camp Nou. Pero esta vez nadie se mojó con el entrenador, tampoco los jugadores dieron ninguna sensación de dejarse la piel para regalarle esta victoria. Así, a Lim le van a poner fácil la decisión.

En valencià
Coincidiendo con este partido de rivalidad, SUPER y Levante-EMV estrenaron este domingo sus ediciones digitales en la nostra llengua. Una apuesta sin precedentes en la historia de la prensa valenciana que permite ofrecer todos nuestros contenidos en las dos lenguas oficiales de la Comunitat Valenciana al alcance de los más de 300.000 usuarios únicos diarios que suman las dos cabeceras. Nuestro agradecimiento por la fantástica acogida de esta iniciativa y también por todas las críticas recibidas, todo proyecto que empieza lo hace con errores que están a la vista. Tanto críticas como alabanzas las volcamos desde ya en la memoria del corrector para seguir avanzando.


Más opiniones de Julián Montoro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine