22/01/17

Creer o no creer, esa es la cuestión

Voro está más cerca de dar un giro a la situación de lo que lo estuvo nunca Prandelli y no es por casualidad

25.01.2017 | 21:23

La diferencia entre sacar rendimiento a tus jugadores y no hacerlo también está como dice Enzo Pérez en vender humo o ser leal a los que te tienen que sacar las castañas del fuego, pero sobre todo está en centrarte y confiar en lo que tienes en lugar de estar pensando en lo que no tienes. La diferencia entre Voro y Prandelli es que uno vive para sacar el máximo rendimiento a los jugadores que tiene y el otro, aunque publicamente no quería hablar del mercado, estaba más centrado en lo que quería tener que en lo que en realidad tenía. Y en la plantilla que tenía, entre otras cosas, hay un chaval que se llama Carlos Soler que en cuatro ratos ha sido capaz de cambiar la fisionomía del equipo. Así de difícil es pero así de fácil lo tuvo. Entre el fútbol que era capaz de hacer el Valencia con Mario Suárez, Enzo y Parejo y el que se empieza a vislumbrar con Enzo, Parejo y Soler está la diferencia que al final te lleva a controlar los partidos y, por tanto, a tener muchas más opciones de ganarlos. Hay casualidades pero estas dos victorias, a las que muy cerca estuvo de sumarse la tercera en Pamplona, tienen poco que ver con el azar. Es el camino, largo y lleno de obstáculos, pero el camino.

Prandelli
Más allá de estas dos victorias, las palabras del capitán después del partido confirman la sospecha de que Prandelli le hizo un favor la Valencia con su renuncia, un favor que va mucho más allá de ahorrarle supuestamente unos miles de euros. Al terreno que la presidenta y su entrenador habían llevado la situación, apuntando directamente a los jugadores, o le cambiaban media plantilla o el italiano se tenía que ir, porque los resultados en esas circunstancias como vimos no iban a mejorar. Afortunadamente, Voro tiene el crédito suficiente entre los futbolistas para hacer borrón y cuenta nueva, aunque no todo está olvidado como recuerda Enzo. Su "liderazgo tóxico" no fue una invención de la prensa, es una reflexión que salió de dentro del club cuando se lo querían limpiar, a él y a Negredo fundamentalmente. Y él no es tan primavera como para no saberlo, aunque dicen que lo fácil siempre es matar al mensajero.

Jóvenes
Nada garantiza ahora mismo que esto va a ser así, pero jugando a este nivel es evidente que el Valencia no pasará apuros para eludir el riesgo de descenso y podrá planificar con cierta calma el futuro. La va a necesitar porque no falta quien, sin ningún criterio ni capacidad para decidir la estructura que necesita un club como el Valencia, lo soluciona todo colocando amigos. Otra manera de hacer las cosas tiene que ser posible en un club obligado a competir en la elite, aunque el problema no es del que vende la moto sino de quien la compra. Pero que nada reste mérito y protagonismo a Voro y su partido ante el Villarreal, que es un equipazo, sin su jugador más en forma que es Montoya, con goles de Carlos Soler y Santi Mina. Y recuperando a Gayà. Los más jóvenes.

Más artículos de opinión de Julián Montoro, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine